Desarrollo Integral Desarrollo Integral para las Personas

1Feb/11Off

El Poder del Ahora

El Poder del Presente

¿Cómo enfocarse en el momento actual? ¿Cómo disfrutar del presente? ¿Cómo ser feliz ahora mismo? ¿Cómo mejorar tu vida en este momento?

Este es un post acerca de un gran cambio en mi forma de pensar que ocurrió hace varios años; un cambio que provocó una dramática mejoría en mi disfrute de la vida. Si te gustaría experimentar más alegría en tu vida ahora en vez de simplemente estar esperando a que las cosas mejoren en tu futuro, es posible que encuentres esta historia útil.

Hace muchos años cuando yo estaba desarrollando juegos para computadora/ordenador, uno de mis objetivos era llegar a ser muy rico. Me imaginé que era una meta muy positiva para lograr, que me daría mucha más libertad. Sin embargo, me di cuenta de que a pesar de que estaba manejando mi propio negocio, no gozaba de mucha libertad en el presente. Tenía que responder a los editores, clientes y otras partes interesadas. Tenía que cumplir con los plazos fijados por otros. Y tenía que hacer muchas tareas que no me gustaban. Cuando miraba hacia el futuro, veía el potencial de riqueza y libertad, pero para llegar a ese punto, tendría que soportar una ausencia definitiva de esas cualidades en el presente.

Inicialmente, este plan de pago demorado parecía sensato e inteligente para mi. ¿No debería hacer sacrificios hoy que soy joven con el fin de crear un futuro mejor para mi? ¿No sería ideal convertirme en millonario a mis 20 años?

Pero algo de esa mentalidad no se sentía bien para mi. A mi intelecto le gustaba, pero mi intuición seguía luchando con la idea. Experimenté una gran batalla de cabeza-contra-corazón al haberme planteado la cuestión de sacrificar la libertad en el presente con el fin de lograr una libertad supuestamente mayor en el futuro. Pensaba que era sólo una cuestión de disciplina y sacrificio y que en el largo plazo, todos mis esfuerzos iban a pagar. Pero después de años de duro trabajo y de encontrarme con algunos obstáculos importantes en el camino, sentí que no estaba más cerca de mi objetivo. Siempre parecía estar a sólo unos pocos años más.

Un día durante un paseo a través de una librería, cierto libro prácticamente saltó del estante hacia mí: El Poder del Ahora (The Power of Now) de Eckhart Tolle. Tuve un fuerte sentido de intuición sobre ese libro, de forma que acabé por comprarlo de inmediato.

El Poder del Ahora es el tipo de libro que sigue girando alrededor de tu conciencia una semana después de haberlo leído. Me dejó permanentemente cambiado.

El principio básico del libro es bastante simple -no existe nada fuera de este momento presente. Pero esa es una manera muy diferente de pensar de la que yo estaba acostumbrado. Yo solía pensar en mi vida como un segmento de línea desde el nacimiento hasta la muerte. El momento actual es un único punto en esa línea que se mueve lentamente hacia adelante. El pasado fue parte de la línea detrás de ese punto, y el futuro es la parte delante de él. Después de leer El Poder del Ahora, dejé de pensar en mi vida de esta manera. Finalmente entendí que este modelo era muy discapacitante.

El Poder del Ahora me enseñó que no hay segmento de línea. El punto es todo lo que hay. El pasado y el futuro son ilusiones. Sólo existen en la medida en que centramos nuestra atención en ellos Ahora. Creamos el pasado y el futuro, imaginándolos en el presente. Pero ni siquiera existen fuera del Ahora.

Esto puede parecer sólo una diferencia semántica, tal vez incluso un error, pero era una manera radicalmente nueva de pensar para mi, y yo estaba ansioso por probarla. Como ya había captado la idea de que nada existe fuera de este momento, voltee mi estrategia global de vida al revés. Comprendí que si voy a experimentar cualquier cosa en la vida, tengo que crearla en este momento. Que debe existir en alguna forma en este momento, o no existe en absoluto. Así que la idea de crear la libertad y riqueza en el futuro al restringirme a mi mismo en el presente no era más que una tontería. Que el futuro nunca llegaría mientras estuviera creando el confinamiento y la escasez en el aquí y ahora.

El futuro es sin duda una cómoda construcción mental, pero me encontré con que proyectar demasiado lo que yo quería en mi futuro estaba perjudicando el disfrute de mi presente. ¿Cuál es el punto de trabajar para crear un futuro de felicidad y libertad si mi realidad actual es todo lo contrario? Si quería la libertad y la riqueza en el futuro, tenía que plantar las semillas de su creación aquí y ahora. El único poder que tengo para crear algo está aquí, en el presente. Adopté el modo de pensar, "Si no existe en alguna forma en este momento, nunca existirá".

Este cambio en el pensamiento produjo un cambio significativo en mis prioridades. Empecé a enfocar más de mi energía en la mejora de la calidad de mi realidad actual en vez de proyectar todas estas mejoras al ámbito de "algún día". Empecé a hacer preguntas como, "¿Cómo puedo experimentar más alegría en este momento?"

Mi realidad presente no se transformó al instante, pero cambió de forma masiva en un período de años. Como parte de este proceso, finalmente detuve el desarrollo de juegos de computadora y cambié mi enfoque hacia el desarrollo personal de tiempo completo. ¿Por qué? En gran parte porque me gustó el desarrollo personal más que el desarrollo de los juegos. Me deshice de mi oficina y comencé a trabajar desde mi casa. Dejé de hacer el trabajo de proyectos orientados a plazos y comencé con el blog y a publicar artículos que podía completar en una sola sesión. Comencé a tomarme más tiempo libre. Empecé a hacer más cosas que disfrutaba, como hacer ejercicio, leer, meditar, y pasar tiempo con mi esposa. Me volví menos tacaño con mi dinero y comencé a gastarlo más libremente cuando la situación lo justificaba.

Me preocupaba inicialmente que centrarme demasiado en el momento presente me haría miope (de visión corta). Pero mi experiencia ha sido todo lo contrario. Soy todavía capaz de hacer planes para el futuro y trabajar en objetivos a largo plazo. En el pasado me fijaba metas porque creía que el logro de esos objetivos aumentaría mi felicidad. Pero ahora la corriente va en sentido inverso. Hoy me fijo metas para aumentar mi expresión de la felicidad que ya estoy disfrutando.

Tenga en cuenta la meta de la creación de tráfico web. Con mi negocio de los juegos, quería construir el tráfico web, por lo que yo pensaba que me traería: más clientes potenciales, más ventas, más dinero, más éxito, etc. Con este negocio basado en el desarrollo personal, también quiero mantener la construcción del tráfico web. Pero ahora es sobre todo porque estoy tan apasionado por el trabajo que estoy haciendo, que quiero compartirlo con tantas personas como sea posible. Una vez más, el flujo se ha invertido. No estoy en este negocio con el fin de hacerme feliz. Estoy en este negocio como un medio para expresar mi felicidad hacia el exterior y para compartirlo con los demás.

La gran ironía es que mi futuro está en mucha mejor forma a pesar de que concentro la mayor parte de mi atención en el presente. Al hacer mi realidad actual lo más agradable posible, mi motivación ha ido a la alza. Estoy trabajando en un estado de alegría en lugar de un sentimiento de obligación. Escribo porque me gusta escribir, no porque sienta que debo seguir escribiendo con el fin de ganar dinero. Si no tengo ganas de escribir, no escribo. Cada vez que me siento con ganas de tomar varios días libres, lo hago.

De hecho, he creado la situación que esperaba que algún día el dinero me otorgara. Me imaginaba lo que haría si yo ya fuera rico más allá de mis sueños más locos. Me vi pasar mucho tiempo trabajando en el crecimiento personal, haciendo todo tipo de experimentos interesantes, y luego compartiendo lo que había aprendido con los demás. Pensé para mis adentros: "Esa sería una vida verdaderamente increíble para mí." Pero en lugar de esperar a ser rico en primer lugar, me decidí a encontrar una manera de hacer que sucediera ahora, aunque sólo estaría haciéndolo de forma gratuita en mi tiempo libre. Me di cuenta de que decirme a mí mismo que haría ciertas cosas después de que yo fuera rico era sólo una excusa. ¿Alguna vez te sorprendes a ti mismo diciendo: "Algún día, cuando yo sea rico, voy a hacer X cosa"? En el fondo sabes que no es la falta de dinero la que te detiene -es sólo el miedo. ¿Por qué no encontrar una manera de hacer las cosas ahora mismo, aunque sólo sea en pequeña escala?

Esta línea de pensamiento ha producido algunos resultados sorprendentes para mi. A pesar de que no tengo millones de dólares en el banco, siento que ya estoy viviendo de la manera que viviría si estuviera establecido financieramente de por vida. Si ganara $100 millones en la lotería, seguiría haciendo lo que estoy haciendo ahora mismo. El dinero simplemente ampliaría mi capacidad, pero no la esencia de lo que estoy haciendo. ¿Qué harías si ya te hubieras establecido financieramente de por vida? Averigua lo que es, y encuentra la manera de empezar a hacerlo en alguna medida en este momento.

Hoy estoy tan feliz que es casi ridículo. Ni siquiera podía haber imaginado estar tan feliz día a día hace cinco años. Y desde luego no estaba deprimido en aquel entonces -estaba al menos conforme. Pero ahora mi estado emocional por defecto es altamente positivo, no sólo neutral. Dejé de buscar la felicidad en el futuro y en su lugar busqué la manera de crearla ahora mismo.

He notado que cuanto más feliz me siento, menos unido estoy a mis resultados. En lugar de tratar de conseguir dinero, posesiones, o externalidades, mi atención se ha desplazado a la libre expresión. Tengo un ardiente deseo de crear. En lugar de tener un ansia de comer, es como si tuviera un deseo de cocinar. Pero, por supuesto, centrándome en expresar en lugar de adquirir, termino haciendo las mismas cosas que me permitirán adquirir fácilmente lo que quiera. Realmente estoy haciendo lo que más me gusta.

¿Cómo te sientes sobre tu vida en este momento? ¿Estás efusivamente positivo(a) y lleno(a) de pasión?

¿O te encuentras atrapado en la misma situación en que yo estaba hace varios años, sacrificando tu felicidad actual con la esperanza de un mañana mejor? ¿Cómo funciona esa estrategia para ti? ¿Estás siendo cada vez más feliz y más pleno con cada año que pasa? ¿O simplemente corres en una banda mientras tratas de convencerte de que algún día las cosas serán mejores?

No hay "algún día", ya sabes. Sólo hay ahora mismo. Si tu vida actual no es un camino de alegría, da la vuelta y toma un camino diferente. Otras personas probablemente se quejen acerca de tu decisión -a nadie en la cinta de la infelicidad le gusta recordar que es posible bajar en cualquier momento. Pero voy a decirte que unos años más después, esa misma gente te pedirá ayuda para hacer la misma elección, especialmente cuando vean cuan asquerosamente feliz eres. :)

Enlace al artículo original:

http://www.stevepavlina.com/blog/2006/05/the-power-of-now/

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (3) Trackbacks (1)
  1. estupendo mil gracias por compartirlo que sigas escribiendo mas y ayudando a
    tu semejantes mil gracias

  2. este tipo de pensamiento futurista pareciera llevarlo todo el mundo,, porque las personas siempre estan diciendoce que para tal fecha voy “hacer o tener”pero apartado del presente y lo digo por esperiencia propia.. ya se por este articulo
    el cambio que debo hacer ..les doy las gracias por tan apreciada informacion..

  3. Lo que hace falta es tener paciencia para poner en práctica todo lo que dice Tolle porque, con personas como yo que, en cuanto nos detenemos un momento a descansar, nos acuden 189.973 pensamientos por segundo, resulta duro de verdad. Seguiré intentándolo porque, debido a lo que antes comentaba de mi persona, soy una de las personas que más necesita vivir el ahora, y no el ayer o el mañana.