Desarrollo Integral Desarrollo Integral para las Personas

27Ene/11Off

Como Decidir Cuando poner Fin a una Relación a Largo Plazo

Como Decidir Cuando poner Fin a una Relación a Largo Plazo

¿Cuando Terminar con una Relación de Largo Plazo? ¿Cuando terminar con una relación personal de mucho tiempo?

Las relaciones están entre los aspectos más complejos de nuestra vida, particularmente las relaciones de larga duración, como el matrimonio. Tus relaciones pueden elevarte a nuevas alturas o arrastrarte hacia los vertederos.

Pero ¿qué pasa si estás en un lugar en el medio?

¿Qué pasa si tu relación es bastante buena, al igual que un 7 en una escala de 1 a 10? ¿Debes permanecer comprometido abiertamente con esa relación para toda la vida? ¿O hay que salir y buscar algo mejor, algo que podría llegar a ser aún mejor?

Este es el terrible estado de ambivalencia. Simplemente no estás seguro de una manera u otra. Tal vez lo que tienes es lo suficientemente bueno y serías un tonto por abandonarlo en busca de una nueva relación que probablemente no podrás encontrar. O tal vez estás en serio evitando la búsqueda de una relación verdaderamente satisfactoria que te servirá bien el resto de tu vida. Difícil decisión.

Afortunadamente, hay un excelente libro que ofrece un proceso inteligente para superar la relación de ambivalencia. Se llama Demasiado bueno para salir, demasiado malo para quedarse de Mira Kirshenbaum. Leí este libro hace muchos años, y cambió por completo mi manera de pensar sobre las relaciones de largo plazo.

En primer lugar, el libro señala el camino equivocado para tomar esta decisión. El camino equivocado es utilizar un planteamiento de escala-balance, tratando de sopesar los pros y los contras de permanecer frente a abandonar la relación. Por supuesto, eso es lo que todos hacen. Sopesar los pros y los contras, parece lógico, pero no te proporciona el tipo de información que necesitas para tomar esta decisión. Habrá pros y contras en cada relación, así que ¿cómo saber si los tuyos son fatales o tolerables, o incluso maravillosos? Los contras te dicen que abandones, mientras que los pros te dicen que permanezcas. Además, estás obligado a prever futuros pros y contras, así que ¿cómo vas a predecir el futuro de tu relación? ¿Quién puede decir si tus problemas son de carácter temporal o permanente?

La solución de Kirshenbaum es desechar el planteamiento de escala-balance y utilizar un enfoque de diagnóstico en su lugar. Diagnosticar el estado real de tu relación en lugar de tratar de pesarla en una balanza. Esto te proporcionará la información que necesitas para tomar una decisión inteligente y saber exactamente por qué lo estás haciendo. Si estás ambivalente, significa que tu relación está enferma. Así que descubrir la naturaleza exacta de la enfermedad parece un lugar inteligente para comenzar.

Con el fin de realizar un diagnóstico de la relación, la autora ofrece una serie de 36 preguntas de tipo sí/no que debes hacerte. Cada pregunta se explica muy bien con varias páginas de texto. De hecho, el procedimiento de diagnóstico ocupa esencialmente todo el libro.

Cada pregunta es como pasar tu relación a través de un filtro. Si pasas el filtro, se procede a la siguiente pregunta. Si no pasas el filtro entonces, la recomendación es que termines tu relación. Con el fin de lograr la recomendación de que deben permanecer juntos, debes pasar a través de los 36 filtros. Aun si fallas un solo filtro, la recomendación es terminar.

Esto no es tan brutal como parece, porque la mayoría de estos filtros serán muy fáciles de pasar para ti. Mi opinión es que de las 36 preguntas, menos de un tercio requerirán de pensarlas bien. Se esperaría que puedas pasar filtros como: "¿Tu pareja te golpea?" y "¿Está tu pareja abandonando el país para siempre sin ti?" sin muchos problemas. Si no las pasaras, no necesitas un libro que te diga que tu relación va cuesta abajo.

Las recomendaciones de la autora se basan en la observación de las experiencias posteriores a la decisión de múltiples parejas que, o bien permanecieron juntos o se separaron después de sufrir de un estado de ambivalencia relacionado con una de las 36 preguntas. La autora luego observó cómo esas relaciones resultaron en el largo plazo. ¿La persona que hizo la decisión de permanecer o abandonar siente que hizo la elección correcta años más tarde? Si la pareja permaneció unida, ¿floreció la relación en algo mejor o declinó hacia el resentimiento? Y si se separaron, ¿encontraron felicidad o experimentaron pesar después de terminar?

He encontrado este concepto de gran valor, como ser capaz de pasar la página del tiempo para ver lo que podría suceder. Las recomendaciones se basan en las observaciones de la autora y su opinión profesional, por lo que no recomiendo que tomes sus consejos a ciegas. Sin embargo, yo personalmente encontré todas sus conclusiones absolutamente sensibles y no encontré ninguna sorpresa. Dudo que seas terriblemente sorprendido al leer que una relación con un(a) consumidor(a) de drogas está prácticamente condenada al fracaso. Pero ¿qué hay de una relación con alguien que no respetas? ¿Qué pasa con una relación a larga distancia? ¿O una relación con un(a) adicto(a) al trabajo que gana 10 veces tus ingresos?¿Te gustaría saber cómo estas relaciones funcionarían si la pareja permanece unida o si rompen?

Kirshenbaum explica que, cuando una ruptura se recomienda, es porque la mayoría de las personas que optaron por permanecer juntos en esa situación estaban descontentos, mientras que la mayoría de personas que terminaron eran más felices por ello. Así que a largo plazo la felicidad es el criterio clave que se utiliza, es decir, la felicidad de la persona que toma la decisión de permanecer o abandonar, no la de la (ex)pareja.

Si estás frente a un dilema de "muy buena para salir, demasiado mala para quedarse", te recomiendo este libro. Pasarás fácilmente a través de la mayoría de los filtros, pero es probable que algunos filtros te enganchen y realmente te hagan pensar. Pero yo recomiendo este libro no sólo para las personas que no están seguras sobre el estado de su relación, sino también aquellos con relaciones sanas que quieren que sean aún mejores. Este libro te ayudará a diagnosticar los puntos débiles de la relación que podrían llevarla a la ruptura, y te permite afrontarlos conscientemente.

Éstos son algunos de los puntos de diagnóstico del libro que puedes encontrar valiosos (estos son mis resúmenes, no las palabras exactas de la autora):

  1. Si Dios o un ser divino te dijera que está bien dejar tu relación, ¿Te sentirías aliviada(o) de que por fin podrías dejarla? Si tu religión es la única razón por la que siguen juntos, tu relación ya está muerta hace tiempo. Arroja las creencias de auto-tortura y elige la felicidad. Vivir juntos físicamente, pero no en sus corazones no va a engañar a ningún ser divino de todos modos, es probable que tampoco engañe a nadie a tu alrededor. Deja atrás la hipocresía, y termina tu relación.
  2. ¿Eres capaz de satisfacer tus necesidades en la relación sin mucha dificultad ? Si se necesita demasiado esfuerzo para ver tus necesidades satisfechas, entonces tu relación te está haciendo más daño que bien. Déjala.
  3. ¿Realmente te gusta tu pareja, y parece que realmente tu le gustas a tu pareja? Si no se gustan mutuamente, no van juntos.
  4. ¿Siente una atracción sexual única por tu pareja? Si no hay chispa, no hay punto en quedarse.
  5. ¿Tu pareja exhibe un comportamiento que hace que la relación sea demasiado difícil para que permanezcas en ella, y te das cuenta que tu pareja no quiere o es incapaz de cambiar? Los resultados importan mucho más que intenciones. Si tu pareja se comporta de una manera que es intolerable entonces, el cambio permanente es una necesidad, o tienes que irte. Ejemplo: "Deja de fumar para siempre en 30 días, o me iré." Tratar de tolerar lo intolerable sólo erosiona tu autoestima, y te ves a ti mismo como más fuerte en el pasado que en el presente.
  6. ¿Te ves a ti mismo cuando miras los ojos de tu pareja? Una metáfora ... si no sientes una fuerte compatibilidad con tu pareja, es mejor con alguien más.
  7. ¿Usted y su pareja cada uno se respetan mutuamente como individuos? No hay respeto mutuo = hora de irse.
  8. ¿Tu pareja sirve como un recurso importante para ti de una manera que te importa? Si tu pareja hace poco para mejorar tu vida y no pierdes algo importante para ti, dejándola, entonces déjala(o). Mejorarás incluso al ir por tu cuenta y ganarás enormemente al encontrar a alguien que sea un recurso para ti.
  9. ¿Tu relación tiene capacidad demostrada para el perdón? Si no pueden perdonar las transgresiones del otro, entonces, el resentimiento gradualmente reemplazará el amor. Termina.
  10. ¿Usted y su pareja se divierten juntos? Una relación que no es divertida está muerta. Termina.
  11. ¿Usted y su pareja tienen objetivos comunes y sueños para su futuro juntos? Si no están planeando pasar su futuro juntos, algo está terriblemente mal. Despega.

Estas preguntas arrojan el punto de que una relación debe mejorar su vida, no drenarla. Como mínimo, deberías ser más feliz en la relación que fuera de ella. Incluso si una ruptura conduce a un divorcio complicado con complejos arreglos de custodia, Kirshenbaum señala que en muchas situaciones, aún eso puede llevar a la felicidad a largo plazo, a la vez que permanecer en una relación desecha seguramente lo impedirá.

Algunos de los puntos de diagnóstico pueden parecer excesivamente duros en términos de la recomendación de terminar en situaciones que se podrían encontrar rescatables. Una relación, sin embargo, requiere del esfuerzo y del compromiso de ambos socios. Una persona no puede cargarla por si sola. A pesar de que podrías encontrar una salvación milagrosa (por ejemplo, cambiando en torno a una relación abusiva), esos intentos suelen estar condenados al fracaso, e incluso cuando tienen éxito, pueden tener un tremendo impacto que en última instancia, sientes que no vale la pena el esfuerzo. Podrías ser mucho más feliz en una nueva relación (o viviendo solo(a)) en vez de invertir tanto tiempo tratando de salvar una relación que te está arrastrando hacia abajo. Lo harás mucho mejor con alguien que sea más receptivo(a) con lo que tienes para ofrecer y que realmente te aprecia por ello. Si estás gastando tu relación en la lucha contra la resistencia más que en compartir amor, probablemente será mejor dejarla ir y aceptar una relación que proporcionará una mayor recompensa mutua con menos trabajo.

Tal vez te resulte revelador aplicar estas preguntas de diagnóstico a un conjunto más amplio de las relaciones humanas, tales como tus relaciones con tu jefe y tus compañeros de trabajo. Tal vez puedes saltarte la de la atracción sexual... pero el respeto mutuo, la diversión, el compartir objetivos, el comportamiento aceptable, tener tus necesidades resueltas, etc. Todas aplican perfectamente a las relaciones de orientación profesional. Por ejemplo, si tu jefe te evita al intentar hablar sobre tu futuro en la empresa, yo diría que es un signo muy malo para uno de ustedes.

No hay que confundir la cuestión de si debes o no dejar tu actual relación con la forma en la que podrías encontrar una nueva relación. Si está claro que tu relación actual debe terminar, entonces termina con ella. Una vez que estás por tu cuenta otra vez, entonces puedes (re)desarrollar las habilidades necesarias para atraer a un(a) nuevo(a) compañero(a). Es poco probable que estés en buena posición para evaluar tus posibilidades de entrar a una nueva relación mientras que todavía estás en una. Por un lado, todos a tu alrededor te perciben como no disponible, mientras estás todavía en una relación, por lo que no podrás tener una idea clara de dónde estás parado(a) hasta que estés libre de eso.

Un diagnóstico apropiado puede también convencerte de que tu relación es realmente muy buena para dejarla. Esta situación puede durar toda la vida, o puede cambiar en algún momento. No puedes controlar todas las variables. Pero al menos tendrás un método para decidir si te puedes comprometer con tu relación en el momento presente o si debes hacer planes para terminarla.

En cualquier relación, aspira al menos a alcanzar tu propia felicidad.

Enlace al artículo original:
http://www.stevepavlina.com/blog/2005/08/how-to-decide-when-to-end-a-long-term-relationship/

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (7) Trackbacks (0)
  1. Me encanto solo con un poco q lei estoy en una crisis en mi relacion .y me acabo de dar cuenta q si no estoy feliz es mejor terminar la relacion no importa el tiempo q alla durado pero si me interesa el libro boy a buscarlo enseguida..

  2. Si les sirve, he leido y releido esta joya de libro y la he recomendado. La he usado hasta de consulta. Lo tengo cokn el título “Me quedo o me voy?” Editorial Norma 1997. Es bastante directo y frío con el uso de la técnica médica de diagnóstico.

  3. hola alguien me podria mandar este libro por correo no he podido encontrarlo se lo agradeceria mucho en verdad

  4. Hola yo tambien estoy pasando por una criis mpuy fuerte que no ha terminado desde el inicio de mi matrimonio, sobre todo en la par(te afectiva y la parte eonomica. En la parte afectiva, no he logrado que mi esposo tenga mas ganas de haer el maor que ver la television, o que me abrae mas o que me bese mas o que me ponga mas cuidados mas atenion que me conienta, etc..
    En la parte economica mi esposo espera que yo comience a trabajar para que aporte tamie’n a la casa y en todo mi entorno ninguna pareja es asi, sino es el esposo que absorve todo y l oque gana la esposa es para ella y aun asi el Espoo o los esposos les dan regalos o tardes de spa o algo un detalle y mi esposo, no, naa de’ eso..por lo demas no tengo queja pero estas dos partes me causan mucho desequilibrio emocional, neceito muha afeccion, muchas muestras de cariño fisicas y verbales y demostradas con actos, hechos, regalos, no sé que hacer.
    Son dos cosas que nunca voy a ceptar( ni a tolerar.

  5. Hola Tiara. Mi esposa se queja más o menos de lo mismo que tú, aunque probablemente tu situación sea más crítica. Con esto en común, creo que pudiera darte mi punto de vista sobre lo que yo pienso que te ayudaría a solucionarla: A los hombres (por lo menos a mi) nos atraen las mujeres que son independientes en todos sentidos (sobre todo emocionalmente) así que probablemente te ayudaría conseguir un trabajo para que tengas un poco de independencia financiera. Otra cosa que me gusta es que mi esposa se cuide (alimentación sana, ejercicio y que se ponga bonita) y que se prepare (lectura, cursos) etc. Todas estas cosas son en tu propio beneficio, así que no las hagas por él, hazlas por ti misma, para que te sientas mejor contigo y tu autoestima mejore. Cuando aprendas a quererte y valorarte a ti misma, no te hará falta que una persona en particular te quiera, y paradógicamente, esto te volverá mucho más atractiva para otras personas, particularmente para los hombres y sobre todo para tu esposo.

    Por favor no le ruegues amor a tu esposo, mejor aprende a conquistarlo. Créeme que si haces lo que te digo no será tan difícil.

    Espero haberte ayudado un poco.

    • Hola Alonso muchas gracias por tu respuesta, creeme que me encanta escuchar la opinion de un hombre, te agrdezco lo que dices y es precisamente lo que he intentado durante casi 4 años, tratar de conquistarlo, le cocino muy bien, rico, le tengo su ropa arreglaa (sus camisas bien planchadas) yo me arreglo, hago deporte, y efectivamente siempre he trabajado salvo despues que me casé porque me mudé, tuve que aprender otro idioma, adaptarme a otra vida, si he trabajado donde estoy pero ahora por la crisis no hubo contrtos y entonces estoy tomando un curso especializado.
      Es poreso que nunca he entendido todo lo de mi esposo, pocas veces nota que estoy arreglada pocas veces o mas bien casi nunca me dice algunas palabras lindas, parel todo es normal y todo esta dicho y no hay necesidaddedecirlo de nuevo, lo mismo para haerel amor aunque lo insite parece que no seda cuenta hace semblante de no darse cuenta auque se exite y no hace nada por continuar, que pregiera ver la tele que hacer el amor mientras estoy intentando besarlo, acariciarlo y ver que el comienza a exitase y que me diga mira ya comenzó el programa y entonces me para en seco?? no, esas cosas no las soporto mas aunque se lo he dicho de mil y una maneras diferentes..en la cuestion economica el no me da nada, es cierto el paga la despensa y los gastosd e la casa pero a mi no me da ni un centavo y al contrario, espera que yo comience a trabajar para que yo aporte en igul proporcion, eso nunca lo voy a aceptar tampoco porque lascosas no son asi, creo que la cuestion del dinero se trata de manera diferente y no impuesta..justamente porque estoy comenzando a ponerme mayor atencion a mi despues e una fuerte crisis esta mañana, muy muy fuerte, decidi salir con mis amigos y la verdad lo disfrute muchisimo!!!!tranquilamente fuimosde bar en bar, despues a bailar a dos lugares diferentes, tuve invitaciones a bailar, me invitaron bebidas (no mis amigos sino chicos que me invitaron a bailar y es eso ompartir momentos asi, mi esposo hace casi 4 años que le digo que uando me da la sorpresa y me lleva a bailar, tomamos algo de cursos jutos porque el no baila pero no hace esfuerzos…entonces sigo esperando y estoy cansada de ello, hoy sali mediverti, realmenteme desestrecé y aunque me duela, posiblemente es mejor terminar mi matrimonio, no lo se, es cierto que ahorita tengo la cebeza no muy clara pero al menos mas relajada despues de haber pasado este dia y esta noche haciendo algo que me gusta, que disfruto y que me hacia tant falta y que lamentalemente el no puede compartir momentos asi conmigo (porque le da sueño, porque no baila, porque no salimos) en fin..no se, y si me duele mucho, aunque el no lo piense asi me duele mucho en el corazon porque me case con la ilusion, con amor, con deseos de amar y ser amada, con deseos de formar una familia y bueno cada tiempo que pasa, es eso, el tiempo pasa, trabajo en mis cursos de 8 am a 7:30pm llego a casa a cocinar, servir, darle de cenar, al menos qusiera que el tuviera la iniciativa de buscarme de incitarme de provocarme de hacerme el amor, de invitarme a salir, de darme una flor, ofrecerme un regalo, no se algo, un detalle y todo eso lo he hablado con el claramente, con terapeuntas y no se mas que hacer…y hago eso de lunes a domingo y yo qué recibo? crees realmente que es una vida verdadermente de pareja? o mas bien de amigos que comparten un espacio? como bien dices, es tiempo de pensar en mi y en lo que yo necesito, lo que me hace feliz y si el no me lo puede dar pues con toda la tristeza del mundo tendre que seguir y sola adelante..porque creo que todo esto, no tengo ue pedirselo, esto ya esta o deberia estar implicito dentro de una relacion de pareja y no es el caso…como dices no tengo porqué rogar amor ni nada y asi me siento, mendigando amor, carcias, atencion, cuidados…y no lo soporto porque no estoy acostumbrada a eso y de el ciegamente lo acepté y hasta nos casamos… es lo que mas me duele, como amigo, no tengo ningun inconveniente sobre el , ninguna critica al contrario un excelente amigo, pero como mi pareja, como mi esposo, no, no puedo decir lo mismo..si tienes algun otro consejo te lo agradezco…


Trackbacks deshabilitados.