Desarrollo Integral Desarrollo Integral para las Personas

20Dic/10Off

Autodisciplina = Disciplina Personal

Autodisciplina = Disciplina Personal

¿Cómo disciplinarme? ¿Cómo mejorar mis hábitos, el auto-control y la disciplina personal?

Esta semana estaré publicando una serie sobre auto-disciplina. Nuevos mensajes sobre este tema van a aparecer todos los días, de lunes a viernes. También he añadido una nueva categoría de auto-disciplina.

Ya he escrito unas 20 páginas acerca de la auto-disciplina para mi próximo libro, incluyendo lo que es y cómo desarrollarla. Voy a compartir algunas de esas ideas en esta serie, centrándome en lo que yo llamo los cinco pilares de la auto-disciplina.

Los cinco pilares de la autodisciplina

Los cinco pilares de la auto-disciplina son: aceptación, fuerza de voluntad, trabajo duro, industria y persistencia. Si tomas la primera letra de cada palabra en inglés (Acceptance, Willpower, Hard Work, Industry, and Persistence), se obtienen las siglas "A WHIP" (un látigo) - una forma conveniente para recordarlos, ya que muchas personas asocian la auto-disciplina con azotarse a sí mismos para ponerse en forma.

Cada día de la serie, voy a explorar uno de estos pilares, explicando por qué es importante y cómo desarrollarlo. Pero primero una visión general.

¿Qué es la autodisciplina?

La autodisciplina es la capacidad de decidirte a actuar independientemente de tu estado emocional.

Imagina lo que podrías lograr si simplemente puedes conseguir seguir adelante con tus mejores intenciones, no importa qué. Imagina que estás diciendo a tu cuerpo, "tienes sobrepeso. Pierde 10 kilos". Sin autodisciplina la intención no se manifiesta. Pero con suficiente autodisciplina, es un hecho. El pináculo de la auto-disciplina es cuando se alcanza el punto en que cuando tomas una decisión consciente, está prácticamente garantizado que vas a seguir adelante con ella.

La autodisciplina es una de las muchas herramientas del desarrollo personal a tu disposición. Por supuesto que no es una panacea. Sin embargo, los problemas que la autodisciplina puede resolver son importantes, y si bien hay otras maneras de resolver estos problemas, la autodisciplina los hace pedazos. La autodisciplina puede potenciarte para superar cualquier adicción o perder cualquier cantidad de peso. Se puede acabar con la dilación, el desorden y la ignorancia. En el ámbito de los problemas que puede resolver, la autodisciplina es simplemente incomparable. Por otra parte, se convierte en un potente compañero de equipo cuando se combina con otras herramientas como la pasión, el establecimiento de objetivos y planificación.

Construcción de la autodisciplina

Mi filosofía de cómo construir la autodisciplina se explica mejor con una analogía. La autodisciplina es como un músculo. Cuanto más lo entrenes, más fuerte te vuelves. Cuanto menos lo entrenes,  más débil te vuelves.

Al igual que todo el mundo tiene una fuerza muscular diferente, todos poseemos diferentes niveles de autodisciplina. Todo el mundo tiene algo - si puedes aguantar la respiración unos segundos, tienes un poco de autodisciplina. Pero no todo el mundo ha desarrollado su disciplina en el mismo grado.

Así como se necesita el músculo para construir más músculo, se necesita autodisciplina para construir la autodisciplina.

La manera de construir la autodisciplina es análoga a la utilización del entrenamiento progresivo con peso para construir el músculo. Esto significa el levantamiento de pesas que están cerca de tu límite. Ten en cuenta que cuando entrenas, levantar pesos que están dentro de tu capacidad de levantar, aprietas los músculos hasta el limite, y luego a descansar.

Del mismo modo, el método básico para construir la autodisciplina es abordar los desafíos que se puede lograr con éxito, pero que están cerca de su límite. Esto no significa intentar algo y fracasar todos los días, ni tampoco significa que podrás mantenerte dentro de tu zona de confort. No ganarás fuerza alguna tratando de levantar una pesa que no puede moverse, ni vas a cobrar fuerza del levantamiento de pesas que son demasiado ligeras para ti. Debes comenzar con los pesos y los desafíos que están dentro de tu capacidad actual para levantar, pero que están cerca de tu límite.

Formación progresiva significa que una vez que lo consigues, se aumenta el desafío. Si sigues trabajando con los mismos pesos, no te haces más fuerte. Del mismo modo, si no puedes ponerte a prueba en la vida, no ganarás más autodisciplina.

Al igual que la mayoría de la gente tiene los músculos muy débiles en comparación con lo fuerte que podrían convertirse con entrenamiento, la mayoría de la gente es muy débil en su nivel de autodisciplina.

Es un error tratar de exigirse demasiado cuando se trata de construir la autodisciplina. Si tratas de transformar toda tu vida durante una noche mediante el establecimiento de docenas de nuevas metas para ti mismo, esperando seguirlas sistemáticamente a partir del día siguiente, es casi seguro que falles. Esto es como una persona que va al gimnasio por primera vez y coloca 300 libras en su primer aparato. Sólo te verás como un tonto.

Si sólo puedes levantar 10 libras, sólo puedes levantar 10 libras. No hay que avergonzarse de iniciar desde dónde te encuentres. Recuerdo cuando empecé a trabajar con un entrenador personal hace varios años, en mi primer intento de hacer un press de hombros con barra, lo único que podía levantar era una barra de 7 libras con ningún peso en ella. Mis hombros eran muy débiles, porque nunca los había entrenado. Pero dentro de unos meses yo levantaba hasta 60 libras.

Del mismo modo, si eres muy indisciplinado(a) ahora, puedes usar lo poco de disciplina que tienes para construir más. Cuanto más disciplinada(o) seas, más fácil es la vida. Desafíos que alguna vez fueron imposible con el tiempo se verán como un juego de niños. A medida que te haces más fuerte, los mismos pesos parecen más y más ligeros.

No te compares con otras personas. No te va a ayudar. Sólo encontrarás lo que esperas encontrar. Si piensas que estás débil, todos los demás parecen más fuertes. Si crees que eres fuerte, todo el mundo parece más débil. No hay razón para hacer esto. Simplemente mira donde estás ahora, y trata de mejorar a medida que avanzas.

Veamos un ejemplo.

Supón que quieres desarrollar la capacidad de hacer 8 horas seguidas de trabajo cada día, ya que sabes que va a marcar una verdadera diferencia en tu carrera. Yo estaba escuchando un programa de audio esta mañana donde se cita un estudio diciendo que el empleado de oficina promedio pasa el 37% de su tiempo en socialización, por no hablar de otros vicios que devoran más del 50% del tiempo de trabajo con actividades laborales improductivas. Así que hay mucho espacio para mejorar.

Tal vez trates de hacer un día de trabajo sólido de 8 horas sin sucumbir a las distracciones, y sólo puedas lograrlo una vez. Al día siguiente, fallas por completo. Eso está bien. Hiciste una repetición de 8 horas. Dos es demasiado para ti. Así que disminuye un poco. ¿Qué tiempo te permitiría hacer con éxito 5 repeticiones (es decir, toda una semana)? ¿Podrías trabajar con concentración durante una hora al día, cinco días seguidos? Si no puedes hacer eso, reduce a 30 minutos o lo que puedas hacer. Si tienes éxito (o si crees que sería demasiado fácil), entonces, aumenta el reto (es decir, la resistencia).

Una vez que domines la semana en un nivel, llévalo a un nivel superior la próxima semana. Y continúa con esta capacitación progresiva hasta que hayas alcanzado tu meta.

Aunque las analogías como esta nunca son perfectas, he obtenido mucho provecho de esta. Al subir la barra un poco cada semana, mantienes tus capacidades y te fortaleces con el tiempo. Pero cuando se hace levantamiento de pesas, el trabajo real que haces no tiene significado. No hay ningún beneficio intrínseco en el levantamiento de un peso hacia arriba y abajo - el beneficio proviene del crecimiento muscular. Sin embargo, cuando construyes la autodisciplina, también obtienes el beneficio del trabajo que haz hecho a lo largo del camino, así que es incluso mejor. Es genial cuando tu entrenamiento produce algo de valor y te hace más fuerte.

A lo largo de esta semana vamos a bucear más profundamente en los cinco pilares de la autodisciplina. Si tienes alguna pregunta sobre el tema de la autodisciplina (ya sea específica o general) que te gustaría que se tratara aquí, no dudes en publicar tus comentarios, y haré mi mejor esfuerzo para incorporarlo a lo largo del camino.

Este post es parte de una serie de seis partes en la autodisciplina: parte 1 | parte 2 | parte 3 | parte 4 | parte 5 | parte 6

Enlace al artículo original:

http://www.stevepavlina.com/blog/2005/06/self-discipline/

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!