Desarrollo Integral Desarrollo Integral para las Personas

18Feb/11Off

33 Reglas para Aumentar Tu Productividad

33 Reglas para Aumentar Tu Productividad

En este artículo: Consejos para aumentar tu productividad.

Las Heurísticas son normas destinadas a ayudar a resolver problemas. Cuando un problema es grande o complejo, y la solución óptima no esta clara, la aplicación de una heurística permite empezar a hacer progresos hacia una solución, aunque no se puede visualizar la ruta completa desde el punto de partida.

Supongamos que tu meta es subir a la cima de una montaña, pero no hay un camino que seguir. Un ejemplo de una heurística sería: Dirígete directamente hacia la cumbre hasta llegar a un obstáculo que no puedas cruzar. Cada vez que llegues a dicho obstáculo, sigue por la derecha hasta que seas capaz de dirigirte hacia la cima una vez más. Esta no es la heurística más inteligente o integral, pero en muchos casos va a funcionar muy bien, y finalmente te llevará a la cima.

Las Heurísticas no garantizan que encontrarás una solución óptima, ni siquiera garantizan una solución en absoluto. Pero hacen un buen trabajo en resolver ciertos tipos de problemas. Su fuerza radica en romper el candado de la indecisión y te pone en acción. A medida que tomes acción comenzarás a explorar el espacio de soluciones, lo que profundizará tu comprensión del problema. A medida que adquieras conocimientos sobre el problema, puedes corregir el rumbo en el camino, y con esto mejorar tus posibilidades de encontrar una solución. Si intentas resolver un problema que inicialmente no sabes cómo resolver, a menudo encontraras una solución a medida que avanzas, una que nunca podrías haber imaginado sin comenzar a moverte. Esto es especialmente cierto en el trabajo creativo y en el desarrollo de software. A menudo ni siquiera sabes exactamente lo que estás tratando de construir hasta que empiezas a hacerlo.

Las Heurísticas tienen muchas aplicaciones prácticas, y una de mis áreas favoritas de aplicación es la productividad personal. Las heurísticas de la productividad son reglas de comportamiento (algunas generales, algunas específicas dependiendo de la situación) que nos pueden ayudar a hacer las cosas de manera más eficiente. Éstas son algunas de mis favoritas:

  1. Suprímela. La manera más eficaz de completar una tarea es eliminarla. Si no es necesario hacerla, quítala de tu lista de tareas.
  2. Metas diarias. Sin un enfoque claro, es muy fácil sucumbir a las distracciones. Establece objetivos para cada día con antelación. Decide lo que vas a hacer y luego hazlo.
  3. Primero lo peor. Para derrotar a la morosidad, aprende a hacer frente a las tareas más desagradables a primera hora de la mañana en vez de retrasarlas hasta más tarde en el día. Esta pequeña victoria marca la pauta para un día muy productivo.
  4. Horas pico. Identifica tus periodos más productividad, y programa tus tareas más importantes para esos tiempos. Trabaja en tareas de menor importancia durante en resto del tiempo.
  5. Zonas de NO-comunicación. Asigna bloques de tiempo ininterrumpido para el trabajo en solitario cuando requieras concentrarte. Programa tareas más relajadas, que pueden ser interrumpidas para tus períodos abiertos a la comunicación y proyectos más desafiantes para tus períodos de no-comunicación.
  6. Mini-hitos. Cuando comienzas una tarea, identifica el objetivo que debes alcanzar antes de poder dejar de trabajar. Por ejemplo, cuando trabajas en un libro, podrías decidir no levantarte hasta haber escrito por lo menos 1000 palabras. Alcanza tu meta a toda costa.
  7. Timeboxing. Toma un período de tiempo fijo, como 30 minutos, y avanza de manera importante en una tarea. No te preocupes por hasta que punto llegarás. Sólo aparta ese tiempo. Ve mi artículo sobre Timeboxing para más información.
  8. Procesamiento por lotes. Agrupa tareas como las llamadas telefónicas o hacer mandados en un solo lote, y complétalas en una sola sesión.
  9. Madruga. Levántate temprano en la mañana, como a las 5 am, y ve directamente a trabajar en tu tarea más importante. A menudo se pueden hacer más cosas antes de las 8am que la mayoría de la gente hace en un día.
  10. El Cono del Silencio. Toma tu computadora portátil y desactiva la red o el acceso Wi-Fi, y ve a un lugar donde puedas trabajar a toda máquina sin distracciones, tal como una biblioteca, parque, cafetería, o tu propio patio trasero. Deja tus gadgets de comunicación detrás.
  11. Tempo. Deliberadamente eleva el ritmo y trata de moverte un poco más rápido de lo habitual. Habla más rápido. Camina más rápido. Escribe más rápido. Lee más rápido. Vete a casa más pronto.
  12. Relajarse. Reduce el estrés a través de la creación y cuidado de un área de trabajo libre de desorden. Ver 10 maneras de Relajar el espacio de trabajo.
  13. Orden del día. Describe con claridad los programas por escrito a los participantes en una reunión de antemano. Esto mejora enormemente la atención y la eficiencia en las reuniones. Se puede utilizar para llamadas de teléfono también.
  14. Pareto. El principio de Pareto es la regla 80-20, que establece que el 80% del valor de una tarea requiere el 20% del esfuerzo. Centra tu energía en ese 20% crítico, y no sobre-trabajes en el 80% restante.
  15. Prepara, apunta y dispara. Vence la dilación, y actúa inmediatamente después de establecer una meta, aunque la acción no este perfectamente planeada. Siempre se puede ajustar por supuesto a lo largo del camino.
  16. El Hombre del Minuto. Una vez que tienes la información que necesitas para tomar una decisión, inicia un cronometro de tiempo y date sólo 60 segundos para tomar la decisión real. Tomate todo un minuto para vacilar y preguntarte dos veces todo lo que quieras, pero termina con una opción clara. Una vez que tomes tu decisión, ponte en marcha.
  17. Plazos. Fija un plazo para completar una tarea, y utilízalo como un punto focal para mantenerte en el camino.
  18. Promesas. Dile a otros de tus compromisos, ya que te ayudarán a hacerte responsable.
  19. Puntualidad. Pase lo que pase, llega a tiempo. Llega temprano.
  20. Intervalos de lectura. Utiliza la lectura para completar los tiempos muertos, como la espera de una cita, hacer filas, o mientras el café se está haciendo. Si eres un hombre, incluso puedes leer un artículo mientras te afeitas (preferiblemente con una maquinilla de afeitar eléctrica). Eso sería 365 artículos al año.
  21. Resonancia. Visualiza tu objetivo como que ya se ha logrado. Ponte en un estado de estar allí en realidad. Hazlo realidad en tu mente y pronto lo veras en tu realidad.
  22. Premios Brillantes. Date recompensas frecuentes por tus logros. Ve una película, regálate un masaje profesional, o pasa un día en un parque de diversiones.
  23. Cuadrante # 2. Separa las tareas verdaderamente importantes de las urgencias normales. Asigna bloques de tiempo para trabajar en el crítico cuadrante 2, tareas que son importantes pero raramente urgentes, como el ejercicio físico, escribir un libro, y encontrar una relación de pareja.
  24. Continuidad. Al final de tu jornada de trabajo, identifica la primera tarea que vas a trabajar al día siguiente, y prepara los materiales con anticipación. Al día siguiente comienza a trabajar en esa tarea inmediatamente.
  25. Corta en trocitos. Separa los proyectos complejos en tareas más pequeñas bien definidas. Y enfócate en completar una de esas tareas a la vez.
  26. Una sola sesión. Una vez que empieces una tarea, sigue con ella hasta que este 100% completa. No deje tareas a medias. Cuando las distracciones aparezcan, anótalas para atenderlas más adelante.
  27. Aleatoriedad. Elije una pieza totalmente al azar de un proyecto más amplio y complétala. Paga una factura al azar. Haz una llamada telefónica. Escribe la página 42 de tu libro.
  28. Increíblemente malo. Derrota el perfeccionismo completando una tarea de forma terrible de manera intencional, a sabiendas de que nunca compartirás los resultados con nadie. Escribe un post sobre el sabor de la sal, diseña un sitio web horriblemente y disfuncional, o crea un plan empresarial que garantice una quiebra en el primer año. Con un primer proyecto verdaderamente horrible, no hay a dónde ir sino hacia arriba.
  29. 30 días. Identifica un nuevo hábito que te gustaría tomar, y comprométete a seguirlo por tan sólo 30 días. El compromiso temporal es mucho más fácil de mantener que uno permanente. Lee el artículo Logra el exito en 30 días para más detalles.
  30. Delega. Convence a alguien más para que lo haga por ti.
  31. La polinización cruzada. Inscríbete en artes marciales, inicia un blog, o únete a un grupo de improvisación. A menudo encontrarás ideas en un campo que puede aumentar tu rendimiento en otro.
  32. Intuición. Sigue tu instinto. Probablemente sea correcto.
  33. Optimización. Identifica los procesos que utilizas con más frecuencia, y anótalos paso a paso. Mejóralo en papel para una mayor eficiencia. A continuación, implementa y prueba la mejora de los procesos. A veces no podemos ver lo que está justo delante de nosotros hasta que se examina bajo el microscopio.

Lee las siguientes dos partes de esta serie aquí: Volumen 2Volumen 3

Enlace al artículo original (en inglés):

http://www.stevepavlina.com/blog/2007/05/33-rules-to-boost-your-productivity/

17Feb/11Off

Triplica Tu Productividad Personal

Triplica Tu Productividad Personal

En este artículo: ¿Cómo mejorar tu productividad? ¿Como llevar un registro de tu tiempo? ¿Qué es la razón/radio de eficiencia? ¿Cómo calcular el índice de eficiencia? ¿Cómo optimizar tu eficiencia?

¿Alguna vez has tenido la experiencia de mirar hacia atrás a tu semana con una sensación de hundimiento que te indica que no lograste hacer tanto como esperabas? Cuando se construye una carrera exitosa o un negocio propio, el tiempo es quizás el activo más valioso, y tu ingreso es el resultado directo de la forma en que gastas tu tiempo. No puedes comprar más tiempo de lo que está dado, y el reloj siempre está marcando. Hace algunos años, descubrí un sistema simple que me ha permitido casi triplicar mi productividad, y en este artículo voy a compartir algunas ideas muy prácticas que puedes aplicar de inmediato para aumentar tu eficacia sin tener que trabajar más duro de lo que haces ahora.

Lleva un registro detallado de tiempo.

El primer paso para un mejor manejo del tiempo es saber cómo estás gastando actualmente tu tiempo. Mantener un registro de tiempo es una forma muy efectiva de hacer esto, y después de probarlo durante un solo día, inmediatamente obtendrás una visión tremenda sobre donde estás invirtiendo realmente tu tiempo. El acto mismo de la medición es a menudo suficiente para elevar tus hábitos inconscientes en tu conciencia, en la que a continuación, tienes la oportunidad de examinar y modificar.

Aquí esta la forma de llevar un registro del tiempo. A lo largo del día, registra el tiempo cada vez que inicias o detienes cualquier actividad. Considera el uso de un cronómetro para registrar sólo intervalos de tiempo para cada actividad. Puedes hacer esto sólo durante el tiempo de trabajo o durante el día entero. Al final del día, ordena todos los pedazos de tiempo en categorías generales, y determina qué porcentaje de tiempo gastas en cada tipo de actividad. Si quieres analizarlo a fondo, haz esto durante una semana, y calcula el porcentaje de tiempo total que gastas en cada tipo de actividad. Se lo más detallado posible. Ten en cuenta la cantidad de tiempo que pasas en el correo electrónico, leer grupos de noticias, navegar por Internet, llamadas telefónicas, comer, ir al baño, etc. Si te levantas de la silla, probablemente significa que necesitas hacer una entrada en tu registro de tiempo. Yo suelo terminar con entre 50 y 100 entradas de registro por día.

Es posible que te sorprendas al descubrir que estás gastando sólo una pequeña fracción de tu tiempo de trabajo haciendo lo que tu consideras el trabajo real. Los estudios han demostrado que el empleado de oficina promedio tiene sólo 1.5 horas de trabajo efectivo por día. El resto del tiempo se dedica a socializar, tomar descansos para tomar café, comer, participar en comunicaciones no laborales, revolver papeles, y haciendo un montón de otras tareas no laborales. El oficinista promedio de tiempo completo ni siquiera empieza a hacer el verdadero trabajo hasta las 11:00 de la mañana y comienza a bajar alrededor de las 3:30 de la tarde.

Analiza los resultados.

La primera vez que mantuve un registro de tiempo, termine con solo 15 horas de trabajo real en una semana en la que pasé cerca de 60 horas en mi oficina. A pesar de que técnicamente era dos veces más productivo que el trabajador promedio de una oficina, me inquieté por los resultados. ¿A dónde se van las otras 45 horas? Mi registro de tiempo lo puso todo frente a mí, me mostró todas las fugas de tiempo de las que no estaba consciente - consultar el correo electrónico con demasiada frecuencia, realizar tareas con excesiva perfección cuando no es necesario, más la lectura de noticias, demasiado tiempo para las comidas, sucumbir a las interrupciones evitables, etc.

Calcula tu índice de eficiencia personal.

Cuando me di cuenta que me pasé 60 horas en la oficina, pero sólo complete 15 horas de trabajo efectivo, en ese momento empecé a hacerme algunas preguntas interesantes. Mis ingresos y mi sentido de realización dependían sólo de las 15 horas, no en la cantidad total de tiempo que pasaba en la oficina. Así que decidí empezar a registrar mi radio (índice) de eficiencia diaria como la cantidad de tiempo que pasaba en el trabajo real dividida por la cantidad total de tiempo que pasé en mi oficina. Si bien es cierto que me molestaba que yo sólo trabajaba 25% del tiempo inicialmente, también me di cuenta que sería muy tonto simplemente trabajar más horas.

Índice de Eficiencia = (Tiempo haciendo "trabajo real") / (Tiempo total "en la oficina")

Reduce el número total de horas para forzar un aumento en la eficiencia.

Si alguna vez has tratado de disciplinarte para hacer algo que realmente no estabas motivado para hacer, es muy probable que hayas fallado. Ese fue el resultado natural que experimenté cuando traté de disciplinarme para trabajar más duro. De hecho, tratar con mas ganas me desmotivó y llevó mi índice de eficiencia aún más abajo. Así que de mala gana decidí probar el enfoque opuesto. Al día siguiente sólo me permití pasar cinco horas en la oficina, y el resto del día no trabajaría en absoluto. Bueno, una cosa interesante sucedió, como estoy seguro que puedes imaginar. Mi cerebro debe haber obtenido la idea de que el tiempo de trabajo era muy escaso porque trabaje casi las cinco horas completas seguidas llevando mi índice de eficiencia a más del 90%. Seguí este experimento por el resto de la semana y termine con 25 horas de trabajo total con tan sólo 30 horas en total gastados en mi oficina, para una razón de eficiencia de más del 80%. Así que fui capaz de reducir mi tiempo de trabajo semanal a 30 horas mientras que también conseguí 10 horas más de trabajo real. Si tu registro de tiempo muestra un radio de eficiencia bajo, trata de limitar severamente la cantidad total de tiempo de trabajo por un día, y ve qué pasa. Una vez que tu cerebro se da cuenta que el tiempo de trabajo es escaso, de repente te vuelves mucho más eficiente solo porque tienes que serlo. Cuando tienes fuertes restricciones de tiempo, lo normal es encontrar una manera de hacer tu trabajo. Pero cuando tienes todo el tiempo del mundo, es demasiado fácil ser ineficiente.

Poco a poco aumenta el total de horas, manteniendo la máxima eficiencia.

Durante un período de unas semanas fui capaz de mantener mi radio de eficiencia por encima del 80%, mientras que poco a poco aumentaba mi tiempo total semanal en la oficina. He sido capaz de mantener esto durante muchos años, y comúnmente tengo cerca de 40 horas de trabajo real realizado cada semana, mientras que sólo gasto cerca de 45 horas en total en mi oficina. He aprendido que esto es lo ideal para mí. Si trato de pasar más tiempo en la oficina, entonces mi productividad cae rápidamente. Lo interesante es que este sistema me ha permitido optimizar mi efectividad en el trabajo y además también creó un enorme equilibrio en todas las otras áreas de mi vida. A pesar de que fui capaz de utilizar este método para triplicar la productividad en mi negocio, todavía tengo un montón de tiempo para dedicarlo a intereses personales.

El registro del tiempo es una opción inteligente para garantizar una óptima productividad sin incrementar tus horas. Pero este registro es necesario hacerlo solo periódicamente para poder proveer estos beneficios. Yo lo hago por una semana cada 3-6 meses, y con los años ha hecho una gran diferencia para mí, siempre me brinda cosas nuevas. Si paso muchos meses sin registrar mi tiempo, mi productividad gradualmente disminuye a medida que vuelvo a caer en hábitos inconscientes de perder el tiempo. Es probable que encuentres como yo lo hice que tus intuiciones acerca de la productividad están estrechamente relacionadas con la cantidad de trabajo real que se hace. Cuando sientas que tu productividad es menor de lo que quisieras, eleva tu conciencia a través del registro de tiempo, medir el radio de eficiencia, y después optimiza tu eficiencia para aumentar tu productividad a donde corresponde. El registro de tiempo es una actividad de alto apalancamiento que requiere muy poco tiempo y esfuerzo para poner en práctica, pero la rentabilidad a largo plazo es enorme.

Enlace al artículo original (en inglés):

http://www.stevepavlina.com/articles/triple-your-personal-productivity.htm

16Feb/11Off

Autodisciplina: Persistencia

Autodisciplina: Persistencia

En este artículo: ¿Qué es la persistencia?, ¿Debes persistir siempre y nunca darte por vencido?

Nada en el mundo puede tomar el lugar de la persistencia. Ni el talento; nada es más común que hombres fracasados con talento. Ni el genio; el genio sin recompensa es casi un proverbio. Ni La educación; el mundo está lleno de negligentes educados. La persistencia y la determinación son omnipotentes. El lema "Sigue adelante" ha resuelto y resolverá siempre los problemas de la raza humana.
- Calvin Coolidge

La persistencia es el quinto y último pilar de la auto-disciplina.

¿Qué es la persistencia?

La persistencia es la capacidad de mantener la acción, independientemente de tus sentimientos. Sigue adelante incluso cuando sientas ganas de renunciar.

Cuando se trabaja en cualquier gran objetivo, la motivación aumenta y disminuye como las olas del mar golpeando la orilla de la playa. A veces te sentirás motivado, a veces no. Pero no es tu motivación la que producirá resultados - es tu acción. La persistencia te permite seguir en acción, incluso cuando no te sientes motivado para hacerlo, y por lo tanto los resultados se van acumulando.

La persistencia en última instancia, generará sus propias motivaciones. Si simplemente sigues actuando, en algún momento vas a obtener resultados, y los resultados pueden ser muy motivadores. Por ejemplo, puedes llegar a estar mucho más entusiasmado con la dieta y el ejercicio una vez que hayas perdido los primeros 10 kilos y sientas que tu ropa ya no te queda tan ajustada.

Cuándo rendirse

¿Debes persistir siempre y nunca darte por vencido? Por supuesto que NO. A veces el abandono es claramente la mejor opción.

¿Alguna vez has oído hablar de una compañía llamada Traf-O-Data? ¿O qué tal de Microsoft? Ambas empresas fueron iniciadas por Bill Gates y Paul Allen. Traf-O-Data fue la primera compañía que iniciaron, en 1972. Puedes leer la historia de Traf-O-Data aquí. Gates y Allen la manejaron durante varios años antes de tirar la toalla. Se dieron por vencidos. Por supuesto que lo hicieron un poco mejor con Microsoft.

Si no hubieran renunciado a Traf-O-Data, entonces no habría tan ricas colecciones de chistes sobre Microsoft y Bill Gates hoy.

Entonces, ¿cómo saber cuándo seguir adelante y cuando abandonar?

¿Tu plan sigue siendo correcto? Si no, actualízalo. ¿Tu objetivo sigue siendo correcto? Si no, actualízalo o abandónalo. No hay honor en aferrarse a un objetivo que ya no te inspira. La persistencia no es terquedad.

Esta fue una lección muy difícil de aprender para mí. Yo siempre había creído que uno nunca debe darse por vencido, que una vez que te fijas una meta, debes aguantar hasta el final. El capitán se hunde con el barco y todo eso. Si alguna vez no hubiera podido terminar un proyecto que empecé, me sentiría muy culpable por ello.

Con el tiempo me di cuenta de que esto es sólo una tontería.

Si estás creciendo en todo como ser humano, entonces vas a ser una persona diferente cada año de lo que fuiste el año anterior. Y si conscientemente buscas tu desarrollo personal, a continuación, los cambios serán dramáticos y rápidos. No puedes garantizar que los objetivos que estableces hoy en día, serán los mismos que quieras lograr en un año a partir de ahora.

Mi primer negocio fue "Dexterity Software". Lo empecé en 1994, recién salido de la universidad. Pero después tenerlo durante más de una década, estaba listo para algo nuevo. "Dexterity Software" sigue en operación pero como algo secundario, no es mi objetivo de tiempo completo. Me lleva sólo una hora o dos a la semana mantenerlo, en parte porque lo he diseñado para ser lo más automatizado posible y que me diera un ingreso pasivo. Tuvo éxito en la medida en la que quería que lo fuera. Podría haber seguido creciendo mucho más, pero sabía que no quería pasar el resto de mi vida haciendo juegos de computadora. Crear mi propia compañía de juegos era mi sueño a los 22 años, y después de la publicación de un par de docenas de juegos, siento que he logrado ese objetivo. El Steve de 22 años está muy satisfecho. Pero hoy tengo sueños diferentes.

¿Me di por vencido con "Dexterity Software"? Se podría decir que si, aunque sería más exacto decir que me infecté con una nueva visión de algo que era mucho más importante para mí. De haber persistido tercamente con "Dexterity Software", este sitio nunca habría existido. Y yo estaría trabajando en un nuevo juego en lugar de mi primer libro.

Con el fin de dar cabida a nuevas metas, tenemos que eliminar o completar las antiguas. Y a veces las nuevas metas son tan atractivas y estimulantes que no hay tiempo para completar las anteriores - que tienen que ser abandonadas a medio terminar. Siempre me ha parecido que es incómodo hacer esto, pero sé que es necesario. La parte difícil es decidir conscientemente eliminar un viejo proyecto, sabiendo que nunca se completará. Tengo un archivo completo de ideas de juegos y algunos prototipos de nuevos juegos que nunca verán la luz del día. Decidir conscientemente que esos proyectos tenían que ser abandonados fue muy duro para mí. Me tomó mucho tiempo aceptarlo. Pero era necesario hacerlo para mi propio crecimiento.

Todavía tenía que resolver el problema de establecer objetivos que podrían considerarse obsoletos en un año debido a mi propio crecimiento personal. ¿Cómo solucionar este problema? Hice trampa. Me di cuenta que la única manera de establecer metas a largo plazo que se mantuvieran sería si fueran alineadas con mi propio proceso de crecimiento. La búsqueda de crecimiento personal ha sido una constante estable para mí, aunque es, paradójicamente, un proceso de cambio, al mismo tiempo. Así que en lugar de tratar de establecer metas fijas como lo hice con mi negocio de los juegos, comencé a establecer objetivos más amplios y más dinámicos que se alinearan con mi propio crecimiento. Este negocio me permite continuar con mi desarrollo personal completo hacia afuera y compartir lo que aprendo con los demás. Por lo tanto el crecimiento en sí es el objetivo, tanto para mí y para otros. Esto crea una relación simbiótica, en la que ayudar a los demás alimenta de nuevo mi propio crecimiento, que a su vez genera nuevas ideas para ayudar a los demás. Cualquier persona que haya estado leyendo este sitio desde el año pasado ha visto probablemente este efecto en acción.

La búsqueda directa y consciente del crecimiento personal es el único tipo de misión que trabaja para mí. Si hiciera que mi misión fuera dominar los bienes raíces, por ejemplo, probablemente me aburriría después de algunos años. Ya que quiero seguir creciendo indefinidamente, tengo que mantener un cierto nivel de desafío y seguir elevando el listón cada vez más alto. No puedo dejar que las cosas se tornen demasiado aburridas y arriesgarme a caer en un patrón de complacencia.

El valor de la persistencia no viene de tercamente aferrarse al pasado. Se trata de una visión del futuro que es tan convincente que darías casi cualquier cosa para hacerla realidad. La visión que tengo de mi futuro ahora es mucho mayor que la que había con "Dexterity Software". Poder ayudar a las personas a crecer y resolver sus problemas más difíciles es mucho más estimulante para mí que entretener a la gente. Estos valores comenzaron a surgir en mí cuando estaba en "Dexterity Software" porque prefería lanzar juegos de rompecabezas y lógica que desafiaban a la gente a pensar. A menudo pasaba por alto la oportunidad de publicar juegos con los que ganaría más dinero, pero que no aportaban mucho valor real a la gente.

La persistencia de la acción proviene de la persistencia de la visión. Cuando está súper claro lo que quieres de tal manera que tu visión no cambia mucho, serás más consistente - y persistente - en tus acciones. Y la consistencia de la acción producirá consistencia en los resultados.

¿Puedes identificar una parte de tu vida donde has demostrado un patrón de persistencia de largo plazo? Creo que si puedes identificar un área, esto te puede proporcionar una pista de tu misión -algo en lo que puedes trabajar donde se da la sinergia entre la pasión y la auto-disciplina.

Este post es parte de seis de una serie de seis partes sobre la autodisciplina: parte 1| parte 2 | parte 3 | parte 4 | parte 5 | parte 6

Enlace al artículo original:

http://www.stevepavlina.com/blog/2005/06/self-discipline-persistence/

16Feb/11Off

Autodisciplina: Dedicación

La dedicación es trabajar mucho. En contraste con el trabajo duro, ser dedicado no significa necesariamente hacer un trabajo que es retador o difícil. Simplemente significa dedicarle el tiempo. Puedes ser dedicado (trabajador) haciendo un trabajo fácil o un trabajo duro.

Imagina que tienes un bebé. Ocuparás mucho tiempo cambiando pañales. Pero eso no es realmente trabajo difícil - es sólo cuestión de hacerlo una y otra vez muchas veces al día.

En la vida hay muchas tareas que no son necesariamente difíciles, pero que en conjunto requieren una inversión de tiempo significativa. Si no te disciplinas para mantenerte encima de ellas, estas pueden hacer un gran lío de tu vida. Sólo piensa en todas las pequeñas cosas que hay que hacer: ir de compras, cocinar, limpieza, lavandería, pagar impuestos, pagar las cuentas, el mantenimiento del hogar, cuidado de niños, etc, y esto es sólo para el hogar - si se incluye el trabajo, la lista crece aún más. Estas cosas pueden no llegar a estar en tu lista de mayor importancia, pero aún así debes hacerlas.

La autodisciplina requiere que desarrolles la capacidad de poner el tiempo donde se necesita. Una gran cantidad de líos se crean cuando nos negamos a poner el tiempo para hacer lo que hay que hacer - y hacerlo correctamente. Estos desórdenes van desde un escritorio desordenado o la bandeja de entrada correo electrónico desordenada o hasta el extremo de un Enron o un Worldcom. Lío grande o pequeño lío - haz tu elección. De cualquier manera un factor contribuyente significativo es la negativa a hacer lo que hay que hacer.

A veces está claro lo que hay que hacer. A veces no está claro en absoluto. Pero ignorar el desorden no te ayudará, no importa de que se trate. Si no sabes lo que hay que hacer, el primer paso es averiguarlo. Esto puede requerir buscar información y educarte a ti mismo. Con el fin de poner en marcha este blog el año pasado, tuve que encontrar la manera de hacerlo. Me tomé el tiempo para educarme leyendo otros blogs y con la evaluación de diversas herramientas para el blogging. No fue difícil para mí, pero requirió una inversión de tiempo significativa.

A veces permitimos que pequeñas molestias se queden por un tiempo demasiado largo. En enero, mi esposa y yo compramos una casa nueva. Pero fue sólo hasta seis meses después que finalmente desempacamos la última caja. Hicimos la mayor parte del desempaque durante las primeras semanas después de la mudanza, pero fueron un par de cajas que empujamos en un rincón, y ninguno de nosotros las quería desempacar. ¿Por qué? No sabíamos dónde poner las cosas que contenían. Parecía más sencillo ignorar el problema y guardar la esperanza de que las cajas por arte de magia se desempacarían. Finalmente las desempacamos el pasado fin de semana y nos ocupamos de algunas reparaciones de la casa que habían estado relegadas también.

No fue difícil o costoso hacer estas cosas. Era simplemente una cuestión de tiempo para hacerlas. No se requería mucha habilidad o capacidad intelectual. Todo lo que teníamos que hacer era aceptar que había que hacerlas, tomó solo unos minutos averiguar cómo hacerlas, y luego llevarlas a cabo.

Poner el Tiempo

Hay muchos problemas en la vida donde la solución está mayormente en una inversión de tiempo sin tener que usar la mente. Si tu buzón de correo electrónico está sobrecargado, esto no es un problema difícil. Créeme - no es de los más grandes retos en la vida la gestión de los e-mails viejos. Te garantizo que tienes la capacidad mental para manejarlo. Lograr que tu buzón de correo electrónico se vacíe por completo es puramente una cuestión de tiempo. Tal vez te tomará varias horas hacerlo. Si vale la pena invertir varias horas para hacerlo, entonces, pon el tiempo necesario. Tal vez puedas disfrutar de un poco de música relajante mientras lo haces. O por el contrario simplemente pulsa Ctrl-A seguido de eliminar, y acaba con él.

¿Cuántos problemas que tienes en tu lista de tareas pendientes en este momento se pueden resolver con la simple aplicación de la Dedicación? A veces no es necesario ser particularmente creativos o ingeniosos con ciertas tareas - una solución de fuerza bruta puede ser la solución. Pero es fácil caer en un patrón de desear que una solución de fuerza bruta no sea necesaria. Es tedioso. Es aburrido. No es tan importante de todos modos. Y sin embargo, aún así tiene que hacerse.

Por supuesto si puedes encontrar una manera de evitar una solución que implique mucho tiempo y encontrar una manera más rápida o mejor de eludir o eliminar el problema, aprovéchala. Delega, elimina - haz lo que puedas para eliminar la carga del tiempo. Pero si sabes que es algo que no se hará, excepto a través de tu inversión de tiempo personal, como las desagradables cajas en mi casa que se negaban a desempacarse por si mismas, entonces simplemente acéptalo y sácalo de tu plato. No te quejes. Sólo hazlo.

Desarrolla tu productividad personal

Disciplinarse para ser trabajador te permite extraer más valor de tu tiempo. El tiempo es una constante, pero tu productividad personal no lo es. Algunas personas utilizan las horas de su día de forma mucho más eficiente que otros. Es increíble que la gente gaste dinero extra para comprar una computadora más rápida o un coche de bajo consumo de combustible, pero que apenas pongan una mínima atención a su capacidad personal. La productividad personal hace mucho más por ti que un ordenador o un auto en el largo plazo. Da a un programador dedicado un equipo de cómputo de 10 años de antigüedad, y conseguirá mucho más con él en el transcurso de un año que un programador perezoso con tecnología de punta.

A pesar de toda la tecnología y los gadgets que tenemos disponibles que potencialmente nos pueden hacer más eficientes, tu productividad personal sigue siendo el mayor cuello de botella. No mires a la tecnología como un medio para hacerte más productivo. Si no te consideras productivo(a) sin la tecnología, no serás productivo con ella - sólo te servirá para ocultar tus malos hábitos. Pero si ya eres productivo sin tecnología, esta puede ayudarte a serlo aún más. Piensa en la tecnología como un multiplicador de fuerza - se multiplica lo que ya existe.

Si deseas hacer un mejor uso de tu tiempo, te recomiendo comenzar con el enfoque de este artículo:
Triplica tu productividad personal

La idea básica del artículo es primero medir tu nivel actual de productividad (en el artículo se explica cómo hacer esto a través del registro de tiempo), medir tu actual "relación de eficiencia", y luego poco a poco elevarla.

Inicialmente escribí ese artículo en el año 2000, y he vuelto continuamente a este método una y otra vez, al menos una vez cada seis meses. Me hace ser consciente de cómo utilizo mi tiempo exactamente. La última vez que lo apliqué fue hace unos meses, dí seguimiento al uso de mi tiempo durante un período de varios días, y me sorprendió enterarme que había poco espacio para mejorar. Me tomó cinco años desde que escribí el artículo para llegar a este punto, pero finalmente siento que estoy usando mi tiempo de manera eficiente. Todavía tengo días improductivos de vez en cuando, pero son la excepción. La mayoría de las veces miro hacia atrás en mi día y pienso: "Realmente logré hacer mucho hoy. Sería difícil haberlo hecho mejor. "

Hace cinco años yo sabía lo que tenía que hacer. Me tomó todo ese tiempo construir la fuerza y la disciplina para poder hacerlo de forma consistente. !ESTO NO FUE FÁCIL!

Al seguir el camino del desarrollo de tu productividad personal, puedes tener algunos días de jalones de pelo y rechinidos de dientes-, pero con el tiempo valen los resultados. Creo que muchas personas se sienten atraídas por la idea de ser más productivas por sentido común. No se necesita mucho capital intelectual para saber que si utilizas tu tiempo más eficientemente, podrás completar más tareas, y por lo tanto se acumularán los resultados más rápido. La productividad personal te permite crear el espacio suficiente en tu vida para hacer todas las cosas que sientes que debes hacer: comer sano, ejercicio, trabajo duro, profundizar en las relaciones, tener una vida social maravillosa, y hacer una diferencia. De lo contrario, algo tendrás que ceder. Sin un alto nivel de productividad personal, probablemente tendrás que renunciar a algo que es importante para ti. Tienes conflictos entre salud y trabajo, trabajo y familia, familia y amigos. La dedicación puede darte la posibilidad de disfrutar de todas estas cosas, así que no tienes que elegir el trabajo sobre la familia o viceversa. Puedes tener ambas cosas.

Por supuesto la dedicación es sólo una herramienta entre otras muchas. Te permitirá completar tu trabajo de manera eficiente, pero no te dirá que trabajo hacer en primer lugar. La dedicación es una herramienta de bajo nivel. Trabajar mucho no significa necesariamente que el trabajo sea inteligente. Pero esta debilidad de la dedicación no le quita su importante lugar en tu caja de herramientas de desarrollo personal. Una vez que hayas decidido sobre un curso de acción y veas los planes establecidos frente a ti, nada puede hacer mejor el trabajo como la dedicación. A la larga, los resultados vendrán de tus acciones, y la dedicación tiene que ver con la acción.

Este post es parte de cinco de una serie de seis partes sobre la autodisciplina: parte 1parte 2parte 3 | parte 4 | parte 5 | parte 6

Enlace al artículo original (en inglés):

http://www.stevepavlina.com/blog/2005/06/self-discipline-industry/

3Feb/11Off

Autodisciplina: Trabajo duro

¿Cómo aprender a trabajar duro? ¿Porqué hay que trabajar duro? ¿Es necesario el trabajo duro?

El gran secreto de la vida es que no hay ningún gran secreto. Sea cual sea tu objetivo, se puede llegar estás dispuesto a trabajar.
- Oprah Winfrey

El trabajo duro - otra mala palabra.

El trabajo duro definido

Mi definición de trabajo duro es "el trabajo que te reta".

¿Y por qué es importante el desafío? ¿Por qué no hacer lo más fácil?

La mayoría de la gente hará lo más fácil y evitará el trabajo duro - y eso es precisamente la razón que debes hacer lo contrario. Las oportunidades superficiales de la vida serán atacadas por las hordas de personas que buscan lo que es fácil. Entre más duros los desafíos, por lo general se verá menos competencia y más oportunidades.

Hay una mina de oro en África a dos millas de profundidad. Costó decenas de millones de dólares construirla, pero es una de las minas de oro más lucrativas que existen. Estos mineros abordaron un problema muy difícil con un montón de trabajo duro, pero al final se está pagando el esfuerzo.

Recuerdo que cuando estaba desarrollando el juego de PC Dweep, en 1999, pasé cuatro meses a tiempo completo trabajando para crear un documento de diseño que tenía sólo cinco páginas. Era un juego de rompecabezas de lógica, y encontré muy difícil obtener el diseño perfecto. Después de que el diseño fue realizado, todo lo demás ocupó sólo dos meses más - programación, arte, música, efectos de sonido, programar el instalador y el lanzamiento del juego.

Pasé todo este tiempo trabajando en el diseño intencionalmente porque en ese momento, yo creía que ese era el lugar donde podría conseguir la ventaja competitiva que necesitaba. Sabía que no podía competir sobre la base de los atributos técnicos del juego. Antes de empezar el juego, había examinado la competencia y encontré un montón de juegos que yo consideraba "fruta madura." La mayoría del mercado se inundó de clones de los juegos más antiguos, el tipo de cosas que son más fáciles de hacer. Y la mayoría de mis primeros juegos eran cortos en el diseño y, la mayoría eran juegos de máquinas tragamonedas de apuntar y disparar .

Era mucho, mucho más difícil de diseñar un juego original con un concepto única. Pero valió la pena con creces. Dweep ganó el Premio de la Industria de Programas Compartidos en el año 2000, y una versión mejorada del juego (Dweep Oro) ganó ese mismo premio el año siguiente. Como resultado del éxito de ese juego, fui entrevistado por un reportero del New York Times , y la entrevista junto con una bonita foto apareció el 13 de junio, edición 2001 (sección de negocios). Lanzado por primera vez el 1 de junio de 1999, Dweep ahora comienza su 7 º año de las ventas. No puede competir con la tecnología de hoy. No podía competir en tecnología cuando fue lanzado por primera vez. Pero todavía compite bien en diseño con el mejor de los demás competidores en su campo. Descubrí que hay un montón de jugadores que prefieren un juego bien diseñado con gráficos anticuados que uno superficial con la última tecnología. El éxito a largo plazo de este juego trajo a casa la lección de que el trabajo duro paga.

No hay manera de que Dweep hubiera sido capaz de aguantar tanto tiempo si hubiera tomado el camino fácil en la fase de diseño. Cavé dos millas de profundidad por el oro, por lo que era mucho más difícil para cualquier otra persona derrocar el juego desde su posición en el mercado. Con el fin de hacer eso, tendrían que cavar más, y muy pocas personas están dispuestas a hacer eso porque el diseño del juego creativo es terriblemente difícil. Todo el mundo dice que tienen una buena idea para un juego, pero para realmente convertirlo en algo viable, divertido e innovador se requiere de un trabajo muy duro. Cuando miro a otros juegos que tienen éxito en un período de 5 años, siempre se ve la voluntad de asumir el trabajo duro que los demás no están dispuestos a afrontar. Y, sin embargo hoy en día el mercado está aún más inundado con tonterías clonadas que cuando yo empecé.

Un fuerte desafío está comúnmente relacionado con fuertes resultados. Claro que puedes tener suerte de vez en cuando y encontrar un camino fácil hacia el éxito.Pero vas a ser capaz de mantener ese éxito, o es sólo una casualidad? ¿Serás capaz de repetirlo? Una vez que otras personas aprendan cómo lo hiciste, te encontrarás sobrecargado de competencia?

Cuando te disciplinas para hacer lo difícil, tienes acceso a un reino de resultados que se les niegan a los demás. La voluntad de hacer lo que es difícil es como tener una llave para una sala especial de un tesoro privado .

Lo bueno de trabajar duro es que es universal. No importa en cual industria estás - el trabajo duro se puede utilizar para lograr resultados positivos a largo plazo, independientemente de los detalles.

Estoy usando esta misma filosofía en la construcción de este negocio de desarrollo personal. Hago un montón de cosas que son difíciles. Trato de abordar temas que no hacen los demás y dejo pasar de lado las frutas que cuelgan bajo. Me esfuerzo por explorar los temas profundamente y busco el oro. Hago mucha lectura e investigación. Escribo artículos largos y doy mis mejores ideas de forma gratuita, así que estoy constantemente obligado a mejorar lo mejor de mí. Puse en marcha este negocio en octubre del año pasado y he estado trabajando en él a tiempo completo prácticamente sin remuneración.

Mientras tanto estoy trabajando duro en Toastmasters para construir mis habilidades de hablar en público (mi primer aniversario fue el 2 de junio). Yo pertenezco a dos clubes diferentes y asisto a 6-7 reuniones por mes. Me convertí en un oficial del club alrededor de un mes después de unirme, y fui recientemente elegido a una segunda posición de oficial. He dado muchos discursos, todos ellos de forma gratuita. He competido en cada concurso de oratoria desde que me uní al club. Si yo hubiera puesto todo este tiempo en mi negocio de los juegos, tendría mucho más dinero en este momento. Es un montón de trabajo duro, y yo probablemente requiera por lo menos otro año de entrenamiento antes de que este listo para volverme profesional. Pero estoy dispuesto a pagar el precio que sea necesario. No voy a tomar el camino fácil de una posición baja en la que sólo me vendría hacia abajo de nuevo. No voy a entrar en un escenario a decir un montón de palabras huecas de auto-ayuda que provoquen aplausos y me den un cheque, pero que en última instancia, no ayuden a nadie. Si se necesitan años, entonces que me lleve años.

Estoy tomando el mismo enfoque para escribir mi libro. Es un montón de trabajo duro. Pero quiero que este sea el tipo de libro que la gente todavía va a leer dentro de 10 años. Escribir un libro como éste es por lo menos 10 veces más duro que el tipo de libros que veo que domina la sección de psicología de las librerías en la actualidad. Pero la mayoría de esos libros no estarán en los estantes en un año, y pocas personas, incluso los recordaremos.

El trabajo duro da sus frutos. Cuando alguien te diga lo contrario, ten cuidado con el argumento de venta para algo "rápido y fácil" que está a punto de venir a continuación. Cuanto mayor sea tu capacidad para el trabajo duro, más recompensas caerán dentro de tu alcance. Lo más profundo que puedas cavar, más grande será el tesoro que potencialmente puedes encontrar.

Estar sano es un trabajo duro. Encontrar y mantener una relación exitosa es un trabajo duro. Educar a los niños es un trabajo duro. Organizarse es un trabajo duro. El establecimiento de metas, hacer planes para su realización, y mantenerse en la pista es un trabajo duro. Incluso ser feliz es un trabajo duro (la verdadera felicidad que viene de una alta autoestima, no el tipo falso que proviene de la negación y escapismo).

El trabajo duro va mano a mano con la aceptación. Una de las cosas que debes aceptar son las áreas de su vida que no vas a cambiar con algo menor que el trabajo duro. Tal vez no has tenido suerte de encontrar una relación satisfactoria. Tal vez la única forma en que va a pasar es que aceptes que vas a tener que hacer lo que has estado evitando. Tal vez quieres perder peso. Tal vez sea hora de aceptar que el camino hacia tu meta requiere dieta y el ejercicio disciplinado (mucho trabajo duro). Tal vez deseas aumentar tus ingresos. Tal vez deberías aceptar que la única forma en que va a pasar es con mucho trabajo duro.

Tu vida llegará a un nivel completamente nuevo cuando dejes de evitar y temer al trabajar duro y simplemente te rindas a él. Que sea tu aliado en vez de tu enemigo. Es una herramienta poderosa para tener a tu lado.

Si quieres leer otro punto de vista sobre el trabajo duro, aquí está una publicación más antigua al respecto:
Trabajo duro

Este post es la cuarta parte de una serie de seis partes sobre la autodisciplina: parte 1 | parte 2 | parte 3 | parte 4 | parte 5 | parte 6

Enlace al artículo original:

http://www.stevepavlina.com/blog/2005/06/self-discipline-hard-work/

3Feb/11Off

Logra el Éxito en 30 Días

Logra el Éxito en 30 Días

¿Cómo lograr el éxito en 30 días? ¿Por qué se necesitan 30 días para lograr el éxito? ¿Cómo obtener un nuevo hábito? ¿Cómo deshacerse de un hábito? ¿Cómo funcionan las pruebas de 30 días?

Una poderosa herramienta de crecimiento personal es la prueba de 30 días. Este es un concepto que tome de la industria las versiones de prueba del software (shareware), donde se puede descargar una versión de prueba de una pieza de software y probarlo sin riesgo durante 30 días antes de que estés obligado a comprar la versión completa. También es una excelente manera de desarrollar nuevos hábitos, y lo mejor de todo, es muy sencillo.

Digamos que deseas comenzar un nuevo hábito, como un programa de ejercicio o salir de un mal hábito como chupar palillos de cáncer (fumar cigarrillos). Todos sabemos que empezar un hábito y quedarse con el un par de semanas es la parte más difícil. Una vez que hayas superado la inercia, es mucho más fácil seguir adelante.

Sin embargo, a menudo nos convencemos de no empezar pensando mentalmente en el cambio como algo permanente -antes de que hayamos comenzado. Parece demasiado abrumador pensar en hacer un gran cambio y mantenerlo todos los días para el resto de tu vida cuando todavía estás acostumbrado a hacer lo contrario. Cuanto más piensas en el cambio como algo permanente, más te detienes.

Pero, ¿qué pasa si piensas en hacer el cambio sólo de forma temporal -por ejemplo por 30 días -y luego eres libre de volver a tus viejos hábitos? Eso no parece tan difícil. Haz ejercicio a diario por sólo 30 días, y después renuncia. Mantén tu escritorio perfectamente organizado durante 30 días, y luego relájate al respecto. Lee durante una hora al día durante 30 días, y después vuelve a ver la televisión.

¿Podrías hacerlo? Esto todavía requiere un poco de disciplina y compromiso, pero nada comparado con hacer un cambio permanente. Cualquier privación que percibas es sólo temporal. Tu puedes contar los días para ser libre de nuevo. Y por lo menos durante 30 días, obtendrás algún beneficio. No es tan malo. Tu puedes manejarlo. Es tan sólo un mes de tu vida.

Ahora bien, si realmente completas una prueba de 30 días, ¿qué va a pasar? En primer lugar, habrás avanzado lo suficiente para establecerlo como un hábito, y será más fácil de mantener de lo que era al inicio. En segundo lugar, vas a romper la adicción de tu vieja costumbre durante este tiempo. En tercer lugar, tu ya tienes 30 días de éxito detrás de ti, que te darán mayor confianza para que puedas continuar. Y en cuarto lugar, obtendrás el valor de 30 días de resultados, lo que te dará información práctica sobre lo que puedes esperar si continúas, lo que te pone en un lugar mejor para tomar decisiones a largo plazo.

Por lo tanto, una vez que llegas al final de la prueba de 30 días, tu capacidad de hacer el hábito permanente es mucho mayor. Pero incluso si no estás listo para hacerlo permanente, puedes optar por extender tu período de prueba a 60 o 90 días. Cuanto más tiempo dure el período de prueba, más fácil será fijar el nuevo hábito de por vida.

Otra ventaja de este enfoque es que se puede utilizar para probar nuevos hábitos que realmente no estás seguro de querer seguir de por vida. Tal vez te gustaría probar una nueva dieta, pero no sabes si te parecerá demasiado restrictiva. En ese caso, haz una prueba de 30 días y luego vuelve a evaluar si es lo que quieres. No hay vergüenza en detenerse si sabes que el nuevo hábito no te conviene. Es como utilizar la versión de prueba de algún software por 30 días y luego desinstalarlo si no satisface tus necesidades. No hay daño, ni hay castigo.

Éstos son algunos ejemplos de mi propia vida donde he utilizado las pruebas de 30 días para establecer nuevos hábitos:

1) En el verano de 1993, yo quería tratar de ser vegetariano. No tenía ningún interés en hacer este cambio para toda la vida, pero yo había leído mucho acerca de los beneficios para la salud del vegetarianismo, por lo que me comprometí durante 30 días sólo por la experiencia. Yo ya estaba haciendo ejercicio regularmente, parecía estar en buen estado de salud, y sin sobrepeso (1.82 mts de alto y 83.9 Kgs, pero mi dieta típica de la universidad incluía una gran cantidad de hamburguesas del In-N-Out. Ser lacto-ovo vegetariano durante 30 días fue mucho más fácil de lo que esperaba -No puedo decir que fue difícil en absoluto, y nunca me sentí privado. En una semana me di cuenta de un aumento de mi energía y concentración, y me sentía más lúcido. Al final de los 30 días, era una obviedad para mi seguir adelante. Este cambio parecía mucho más difícil de lo que realmente fue...

2) En enero de 1997, decidí tratar de pasar de vegetariano a vegano. Mientras que los lacto-ovo vegetarianos pueden comer huevos y productos lácteos, los veganos no comen nada que venga de un animal. Yo estaba desarrollando un fuerte interés en convertirme en vegano de por vida, pero yo no cría poder hacerlo. ¿Cómo podría dejar los omeletes de queso vegetariano? La dieta parecía demasiado restrictiva para mí -incluso fanática. Pero yo estaba intensamente curioso por saber como era realmente. Así que una vez más hice una prueba de 30 días. En el momento pensaba que podía completar la prueba, pero sinceramente no esperaba que pudiera continuar más allá de eso. Perdí siete kilos en la primera semana, sobre todo por ir al baño a medida que me desintoxicaba de todos los productos lácteos acumulados en mis entrañas (ahora sé por qué las vacas necesitan cuatro estómagos para digerir adecuadamente estas cosas). Me sentí mal los primeros dos días, pero luego mi energía aumentó. También me sentía más lúcido que nunca, como si una "neblina en mi cerebro" se hubiera despejado, se sentía como si mi cerebro ahora tuviera un mejor CPU y una actualización de memoria RAM. Sin embargo, el mayor cambio que noté fue en mi resistencia. Yo estaba viviendo en Marina del Rey en ese momento y solía correr por la playa cerca del muelle de Santa Mónica, y me di cuenta que no estaba tan cansado después de mis carreras habituales de 3 millas, por lo que comencé a aumentar a 5 millas, 10 millas, y luego, eventualmente un maratón unos años más tarde. En Tae Kwon Do, la resistencia extra realmente dio un impulso a mis habilidades de combate también. Los beneficios acumulados eran tan grandes que los alimentos a los que renuncié ya no me parecían tan atractivo. Así que una vez más fue una obviedad para mí continuar después de los primeros 30 días, y todavía soy vegan hasta hoy. Lo que no esperaba era que después de tanto tiempo en esta dieta, los viejos alimentos producto de origen animal que solía comer ya no la percibo como comida, así que no hay sentimiento de privación.

3) También en 1997, decidí que quería hacer ejercicio todos los días durante un año. Esa fue mi resolución Año Nuevo para 1997. Mi criterio era que iba a realizar ejercicios aeróbicos por lo menos 25 minutos todos los días, sin contar las clases de Tae Kwon Do que estaba tomando 2-3 días por semana. Junto con los cambios en mi dieta, quería llevar mi estado físico a un nuevo nivel. No quería perder ni un solo día, ni siquiera por enfermedad. Pero pensar en ejercitarme por 365 días seguidos era enorme, así que mentalmente inicié con una prueba de 30 días. Eso no fue tan difícil. Después de un rato cada día que pasaba establecía un nuevo récord: 8 días seguidos ... 10 días ... 15 días .... se hizo más difícil dejar de hacerlo. Después de 30 días seguidos, ¿cómo podría no cumplir 31 y establecer un nuevo récord personal? ¿Y puedes imaginarte renunciar después de 250 días? De ninguna manera. Después del primer mes para establecer el hábito, el resto del año se hizo cargo de sí mismo. Recuerdo que fui a un seminario ese año y llegaba a casa después de la medianoche. Yo tenía un resfriado y estaba muy cansado, sin embargo, salía a correr a las 2 am con todo y lluvia. Algunos podrían llamar a esto una tontería, pero yo estaba tan decidido a llegar a mi meta que no iba a dejar que la fatiga o enfermedad me detuviera. Tuve éxito y me mantuve todo el año sin perder un sólo día. De hecho, seguí por algunas semanas más en 1998, antes de que finalmente opté por dejarlo, esa fue una decisión difícil. Yo quería hacer esto por un año, sabiendo que se convertiría en una experiencia de referencia de gran alcance, y sin duda se convirtió en tal.

4) Más cosas sobre dietas. Después de ser vegan durante varios años, opte por probar otras variantes de la dieta vegana. Hice pruebas de 30 días tanto con la dieta macrobiótica como con la dieta de alimentos crudos. Esas fueron interesantes y me dieron nuevas ideas, pero decidí no continuar con ninguna de ellas. No sentí ninguna diferencia entre alimentarme macrobióticamente y como lo estaba haciendo. Y en el caso de la dieta cruda, aunque noté un aporte de energía importante, la dieta requería demasiado trabajo -me estaba gastando una gran cantidad de tiempo en las compras y en preparar las comidas. Claro puedes comer sólo frutas y verduras, pero para hacer interesantes las comidas crudas, se requiere una gran cantidad de mano de obra. Si yo tuviera mi propio chef, probablemente siguiera la dieta cruda, porque creo que los beneficios valdrían la pena. Hice una segunda prueba de la dieta cruda durante 45 días, pero una vez más mi conclusión fue la misma. Si se me diagnostica alguna vez con una enfermedad grave como el cáncer, de inmediato cambiaría mi vida a una dieta cruda, ya que creo que es la dieta más favorable para una salud óptima. Nunca me he sentido con más energía en mi vida que cuando comía en la dieta cruda. Pero me resulto difícil encontrarla práctica para mí. Aún así, me las arreglé para integrar algunos nuevos alimentos macrobióticos y alimentos crudos en mi dieta cotidiana después de estos ensayos. Hay dos restaurantes de alimentos crudos, aquí en Las Vegas, y he disfrutado mucho comiendo en ellos, porque alguien más hace todo el trabajo. Así pues, estas pruebas de 30 días de igual forma fueron un éxito ya que produjeron nuevos conocimientos, aunque en ambos casos intencionalmente me negué a continuar con el nuevo hábito. Una de las razones por las que un juicio completo de 30 días es tan importante con nuevas dietas es que la primera semana o dos se pasan en la desintoxicación y la superación de los antojos, por lo que no es sino hasta la tercera o cuarta semana que empiezas a tener una clara imagen. Creo que si no pruebas una dieta por lo menos 30 días, simplemente no la entenderás. Cada dieta se siente diferente en el interior de lo que parece desde fuera.

Este método de 30 días parece funcionar mejor para los hábitos diarios. No he tenido suerte al usarlo cuando se trata de iniciar un hábito que sólo se produce 3-4 días por semana. Sin embargo, puede funcionar bien si se aplica a diario durante los primeros 30 días y luego lo reduces a partir de ahí. Esto es lo que hago cuando inicio un nuevo programa de ejercicios, por ejemplo. Los hábitos diarios son mucho más fáciles de establecer.

Aquí están algunas otras ideas para la aplicación de pruebas de 30 días::::

  • Renunciar a la televisión . Graba todos tus programas favoritos y guardarlos hasta el final de la prueba. Toda mi familia lo hizo una vez, y fue muy esclarecedor.
  • Renunciar a los foros en línea , especialmente si sientes que estás convirtiéndote en adicto a los foros. Esto ayudará a romper con la adicción y darle un sentido más claro de cómo la participación te beneficia (si es el caso). Usted siempre puede ponerse al día al final de los 30 días.
  • Ducha / baño / afeitarse todos los días. Sé que tu no necesitas éste, así que por favor pásaselo a alguien que lo haga.
  • Conoce a alguien nuevo cada día. Inicia una conversación con un desconocido.
  • Salir todas las noches. Ve a un lugar diferente cada vez, y haz algo divertido -este será un mes inolvidable.
  • Pasa 30 minutos en la limpieza y organización de tu hogar u oficina todos los días. Eso es 15 horas totales.
  • Lista de algo nuevo para vender en eBay cada día. Depura parte de ese desorden.
  • Pídele una cita a alguien nuevo cada día. A menos que tu tasa de éxito sea inferior al 3%, obtendrás al menos una nueva cita, tal vez hasta conozcas a tu futuro cónyuge.
  • Si ya estás en una relación, dale a tu pareja un masaje todos los días. O dale la alternativa que te de el masaje cada día, de modo que reciban 15 masajes cada uno.
  • Renuncia a los cigarrillos, refrescos, comida chatarra, café , o otras adicciones insalubres.
  • Conviértete en un madrugador.
  • Escribe en su diario todos los días.
  • Llama a un miembro de la familia diferente, un amigo o contacto de negocios cada día.
  • Haz 25 llamadas de ventas todos los días para solicitar clientes nuevos. El orador profesional Mike Ferry lo hizo cinco días a la semana durante dos años, incluso en los días en que estaba dando seminarios. Él acredita que este hábito lo ayudo a construir su negocio de más de $10 millones en ventas anuales. Si haces 1.300 llamadas de ventas en un año, vas a obtener algún negocio decente no importa lo malas que sean tus habilidades de ventas. Puede generalizar este hábito a cualquier tipo de trabajo de marketing, como la construcción de nuevos enlaces a tu sitio web.
  • Escribe una entrada de blog nueva cada día.
  • Lee durante una hora al día sobre un tema que te interese.
  • Medita todos los días.
  • Aprende una nueva palabra de vocabulario todos los días.
  • Haz una caminata todos los días.

Una vez más, no pienses que necesitas seguir alguno de estos hábitos por más de 30 días. Piensa en los beneficios que obtendrías de esos 30 días. Puedes volver a evaluar el hábito después del período de prueba. Es seguro que crecerás sólo de la experiencia, aunque sea temporal.

El poder de este enfoque radica en su simplicidad. A pesar de que hacer una determinada actividad todos los días puede ser menos eficientes que seguir un horario complicado -el entrenamiento con pesas es un buen ejemplo, porque el descanso adecuado es un componente clave -a menudo serás más susceptible de continuar con el hábito diario. Cuando te comprometas a hacer algo todos los días sin excepción, no puedes racionalizar o justificar la falta de un día, ni puedes prometer que lo harás más tarde reorganizando tu programación.

Enlace al articulo original:

http://www.stevepavlina.com/blog/2005/04/30-days-to-success/

1Feb/11Off

El Poder del Ahora

El Poder del Presente

¿Cómo enfocarse en el momento actual? ¿Cómo disfrutar del presente? ¿Cómo ser feliz ahora mismo? ¿Cómo mejorar tu vida en este momento?

Este es un post acerca de un gran cambio en mi forma de pensar que ocurrió hace varios años; un cambio que provocó una dramática mejoría en mi disfrute de la vida. Si te gustaría experimentar más alegría en tu vida ahora en vez de simplemente estar esperando a que las cosas mejoren en tu futuro, es posible que encuentres esta historia útil.

Hace muchos años cuando yo estaba desarrollando juegos para computadora/ordenador, uno de mis objetivos era llegar a ser muy rico. Me imaginé que era una meta muy positiva para lograr, que me daría mucha más libertad. Sin embargo, me di cuenta de que a pesar de que estaba manejando mi propio negocio, no gozaba de mucha libertad en el presente. Tenía que responder a los editores, clientes y otras partes interesadas. Tenía que cumplir con los plazos fijados por otros. Y tenía que hacer muchas tareas que no me gustaban. Cuando miraba hacia el futuro, veía el potencial de riqueza y libertad, pero para llegar a ese punto, tendría que soportar una ausencia definitiva de esas cualidades en el presente.

Inicialmente, este plan de pago demorado parecía sensato e inteligente para mi. ¿No debería hacer sacrificios hoy que soy joven con el fin de crear un futuro mejor para mi? ¿No sería ideal convertirme en millonario a mis 20 años?

Pero algo de esa mentalidad no se sentía bien para mi. A mi intelecto le gustaba, pero mi intuición seguía luchando con la idea. Experimenté una gran batalla de cabeza-contra-corazón al haberme planteado la cuestión de sacrificar la libertad en el presente con el fin de lograr una libertad supuestamente mayor en el futuro. Pensaba que era sólo una cuestión de disciplina y sacrificio y que en el largo plazo, todos mis esfuerzos iban a pagar. Pero después de años de duro trabajo y de encontrarme con algunos obstáculos importantes en el camino, sentí que no estaba más cerca de mi objetivo. Siempre parecía estar a sólo unos pocos años más.

Un día durante un paseo a través de una librería, cierto libro prácticamente saltó del estante hacia mí: El Poder del Ahora (The Power of Now) de Eckhart Tolle. Tuve un fuerte sentido de intuición sobre ese libro, de forma que acabé por comprarlo de inmediato.

El Poder del Ahora es el tipo de libro que sigue girando alrededor de tu conciencia una semana después de haberlo leído. Me dejó permanentemente cambiado.

El principio básico del libro es bastante simple -no existe nada fuera de este momento presente. Pero esa es una manera muy diferente de pensar de la que yo estaba acostumbrado. Yo solía pensar en mi vida como un segmento de línea desde el nacimiento hasta la muerte. El momento actual es un único punto en esa línea que se mueve lentamente hacia adelante. El pasado fue parte de la línea detrás de ese punto, y el futuro es la parte delante de él. Después de leer El Poder del Ahora, dejé de pensar en mi vida de esta manera. Finalmente entendí que este modelo era muy discapacitante.

El Poder del Ahora me enseñó que no hay segmento de línea. El punto es todo lo que hay. El pasado y el futuro son ilusiones. Sólo existen en la medida en que centramos nuestra atención en ellos Ahora. Creamos el pasado y el futuro, imaginándolos en el presente. Pero ni siquiera existen fuera del Ahora.

Esto puede parecer sólo una diferencia semántica, tal vez incluso un error, pero era una manera radicalmente nueva de pensar para mi, y yo estaba ansioso por probarla. Como ya había captado la idea de que nada existe fuera de este momento, voltee mi estrategia global de vida al revés. Comprendí que si voy a experimentar cualquier cosa en la vida, tengo que crearla en este momento. Que debe existir en alguna forma en este momento, o no existe en absoluto. Así que la idea de crear la libertad y riqueza en el futuro al restringirme a mi mismo en el presente no era más que una tontería. Que el futuro nunca llegaría mientras estuviera creando el confinamiento y la escasez en el aquí y ahora.

El futuro es sin duda una cómoda construcción mental, pero me encontré con que proyectar demasiado lo que yo quería en mi futuro estaba perjudicando el disfrute de mi presente. ¿Cuál es el punto de trabajar para crear un futuro de felicidad y libertad si mi realidad actual es todo lo contrario? Si quería la libertad y la riqueza en el futuro, tenía que plantar las semillas de su creación aquí y ahora. El único poder que tengo para crear algo está aquí, en el presente. Adopté el modo de pensar, "Si no existe en alguna forma en este momento, nunca existirá".

Este cambio en el pensamiento produjo un cambio significativo en mis prioridades. Empecé a enfocar más de mi energía en la mejora de la calidad de mi realidad actual en vez de proyectar todas estas mejoras al ámbito de "algún día". Empecé a hacer preguntas como, "¿Cómo puedo experimentar más alegría en este momento?"

Mi realidad presente no se transformó al instante, pero cambió de forma masiva en un período de años. Como parte de este proceso, finalmente detuve el desarrollo de juegos de computadora y cambié mi enfoque hacia el desarrollo personal de tiempo completo. ¿Por qué? En gran parte porque me gustó el desarrollo personal más que el desarrollo de los juegos. Me deshice de mi oficina y comencé a trabajar desde mi casa. Dejé de hacer el trabajo de proyectos orientados a plazos y comencé con el blog y a publicar artículos que podía completar en una sola sesión. Comencé a tomarme más tiempo libre. Empecé a hacer más cosas que disfrutaba, como hacer ejercicio, leer, meditar, y pasar tiempo con mi esposa. Me volví menos tacaño con mi dinero y comencé a gastarlo más libremente cuando la situación lo justificaba.

Me preocupaba inicialmente que centrarme demasiado en el momento presente me haría miope (de visión corta). Pero mi experiencia ha sido todo lo contrario. Soy todavía capaz de hacer planes para el futuro y trabajar en objetivos a largo plazo. En el pasado me fijaba metas porque creía que el logro de esos objetivos aumentaría mi felicidad. Pero ahora la corriente va en sentido inverso. Hoy me fijo metas para aumentar mi expresión de la felicidad que ya estoy disfrutando.

Tenga en cuenta la meta de la creación de tráfico web. Con mi negocio de los juegos, quería construir el tráfico web, por lo que yo pensaba que me traería: más clientes potenciales, más ventas, más dinero, más éxito, etc. Con este negocio basado en el desarrollo personal, también quiero mantener la construcción del tráfico web. Pero ahora es sobre todo porque estoy tan apasionado por el trabajo que estoy haciendo, que quiero compartirlo con tantas personas como sea posible. Una vez más, el flujo se ha invertido. No estoy en este negocio con el fin de hacerme feliz. Estoy en este negocio como un medio para expresar mi felicidad hacia el exterior y para compartirlo con los demás.

La gran ironía es que mi futuro está en mucha mejor forma a pesar de que concentro la mayor parte de mi atención en el presente. Al hacer mi realidad actual lo más agradable posible, mi motivación ha ido a la alza. Estoy trabajando en un estado de alegría en lugar de un sentimiento de obligación. Escribo porque me gusta escribir, no porque sienta que debo seguir escribiendo con el fin de ganar dinero. Si no tengo ganas de escribir, no escribo. Cada vez que me siento con ganas de tomar varios días libres, lo hago.

De hecho, he creado la situación que esperaba que algún día el dinero me otorgara. Me imaginaba lo que haría si yo ya fuera rico más allá de mis sueños más locos. Me vi pasar mucho tiempo trabajando en el crecimiento personal, haciendo todo tipo de experimentos interesantes, y luego compartiendo lo que había aprendido con los demás. Pensé para mis adentros: "Esa sería una vida verdaderamente increíble para mí." Pero en lugar de esperar a ser rico en primer lugar, me decidí a encontrar una manera de hacer que sucediera ahora, aunque sólo estaría haciéndolo de forma gratuita en mi tiempo libre. Me di cuenta de que decirme a mí mismo que haría ciertas cosas después de que yo fuera rico era sólo una excusa. ¿Alguna vez te sorprendes a ti mismo diciendo: "Algún día, cuando yo sea rico, voy a hacer X cosa"? En el fondo sabes que no es la falta de dinero la que te detiene -es sólo el miedo. ¿Por qué no encontrar una manera de hacer las cosas ahora mismo, aunque sólo sea en pequeña escala?

Esta línea de pensamiento ha producido algunos resultados sorprendentes para mi. A pesar de que no tengo millones de dólares en el banco, siento que ya estoy viviendo de la manera que viviría si estuviera establecido financieramente de por vida. Si ganara $100 millones en la lotería, seguiría haciendo lo que estoy haciendo ahora mismo. El dinero simplemente ampliaría mi capacidad, pero no la esencia de lo que estoy haciendo. ¿Qué harías si ya te hubieras establecido financieramente de por vida? Averigua lo que es, y encuentra la manera de empezar a hacerlo en alguna medida en este momento.

Hoy estoy tan feliz que es casi ridículo. Ni siquiera podía haber imaginado estar tan feliz día a día hace cinco años. Y desde luego no estaba deprimido en aquel entonces -estaba al menos conforme. Pero ahora mi estado emocional por defecto es altamente positivo, no sólo neutral. Dejé de buscar la felicidad en el futuro y en su lugar busqué la manera de crearla ahora mismo.

He notado que cuanto más feliz me siento, menos unido estoy a mis resultados. En lugar de tratar de conseguir dinero, posesiones, o externalidades, mi atención se ha desplazado a la libre expresión. Tengo un ardiente deseo de crear. En lugar de tener un ansia de comer, es como si tuviera un deseo de cocinar. Pero, por supuesto, centrándome en expresar en lugar de adquirir, termino haciendo las mismas cosas que me permitirán adquirir fácilmente lo que quiera. Realmente estoy haciendo lo que más me gusta.

¿Cómo te sientes sobre tu vida en este momento? ¿Estás efusivamente positivo(a) y lleno(a) de pasión?

¿O te encuentras atrapado en la misma situación en que yo estaba hace varios años, sacrificando tu felicidad actual con la esperanza de un mañana mejor? ¿Cómo funciona esa estrategia para ti? ¿Estás siendo cada vez más feliz y más pleno con cada año que pasa? ¿O simplemente corres en una banda mientras tratas de convencerte de que algún día las cosas serán mejores?

No hay "algún día", ya sabes. Sólo hay ahora mismo. Si tu vida actual no es un camino de alegría, da la vuelta y toma un camino diferente. Otras personas probablemente se quejen acerca de tu decisión -a nadie en la cinta de la infelicidad le gusta recordar que es posible bajar en cualquier momento. Pero voy a decirte que unos años más después, esa misma gente te pedirá ayuda para hacer la misma elección, especialmente cuando vean cuan asquerosamente feliz eres. :)

Enlace al artículo original:

http://www.stevepavlina.com/blog/2006/05/the-power-of-now/

1Feb/11Off

Autodisciplina: Fuerza de Voluntad

Autodisciplina: Fuerza de Voluntad.

En este artículo puedes aprender sobre la Fuerza de Voluntad: ¿Qué es la fuerza de voluntad? ¿Cómo se debe utilizar la fuerza de voluntad? ¿Para qué se utiliza la fuerza de voluntad? ¿Que tiene que ver la fuerza de voluntad con la auto-disciplina?

La diferencia entre una persona de éxito y otros no es la falta de fortaleza, ni la falta de conocimiento, sino más bien la falta de voluntad.
- Vince Lombardi.

Fuerza de voluntad - es una frase considerada casi como las malas palabras en estos días. ¿Cuántos anuncios has visto que intentan posicionar sus productos como un sustituto de la fuerza de voluntad? Comienzan diciéndote que la voluntad no funciona y luego tratan de venderte algo "rápido y fácil", como una píldora para la dieta o algún excéntrico equipo de ejercicio. A menudo incluso te garantizan resultados imposibles en un período notablemente corto de tiempo - lo que es una apuesta segura porque las personas que carecen de fuerza de voluntad probablemente no se van a tomar el tiempo para devolver estos productos inútiles.

Pero adivina qué ... la fuerza de voluntad funciona. Sin embargo, con el fin de aprovecharla al máximo, debes aprender lo que puede y lo que no puede hacer. Las personas que dicen que la fuerza de voluntad no funciona están tratando de utilizarla de una manera que va más allá de sus capacidades.

¿Qué es la fuerza de voluntad?

La fuerza de voluntad es tu capacidad de establecer un curso de acción y decir: "¡A darle!"

La fuerza de voluntad proporciona un impulso intenso de gran alcance, pero es temporal. Piensa en ello como una hélice de paso a paso. Se quema rápidamente, pero si se dirige de forma inteligente, puede proporcionar la explosión que necesitas para superar la inercia y crear un impulso.

La fuerza de voluntad es la punta de lanza de la auto-disciplina. Para utilizar una analogía con la Segunda Guerra Mundial, la fuerza de voluntad sería el Día D, la invasión de Normandía. Fue la gigantesca batalla que cambió el rumbo de la guerra y puso las cosas en movimiento en una nueva dirección, a pesar de que tomó un año para llegar al Día de la Victoria (Victoria en Europa). Hacer ese tipo de esfuerzo todos los días de la guerra habría sido imposible.

La fuerza de voluntad es una concentración de fuerzas. Debes recoger todas tus energías y hacer un gran empuje hacia adelante. Atacar tus problemas estratégicamente en sus puntos más débiles hasta debilitarlos, lo que te da suficiente espacio para maniobrar dentro de su territorio y acabar con ellos.

La aplicación de la fuerza de voluntad incluye los siguientes pasos:

  1. Elegir tu objetivo
  2. Crear un plan de ataque
  3. Ejecutar el plan

Con la fuerza de voluntad te puedes tomar tu tiempo en los pasos 1 y 2, pero cuando llegues al paso 3, tienes que golpear duro y rápido.

No trates de hacer frente a tus problemas y desafíos de tal manera que un alto nivel de fuerza de voluntad sea necesario todos los días. La fuerza de voluntad es insostenible. Si trata de usarlo por mucho tiempo, se acaba. Requiere un nivel de energía que se puede mantener sólo durante un corto período de tiempo ... en la mayoría de los casos el combustible se gasta en cuestión de días.

Uso de la Fuerza de Voluntad para crear un impulso auto-sostenible

Así que si la fuerza de voluntad sólo puede ser utilizada en ráfagas cortas y poderosas, entonces ¿cuál es la mejor manera de aplicarla? ¿Cómo se puede evitar volver a caer en viejos patrones una vez que la explosión temporal de la fuerza de voluntad se agota?

La mejor manera de utilizar la fuerza de voluntad es establecer puntos de avance, de tal manera que el progreso posterior se pueda hacer con mucho menos esfuerzo del que se requirió del impulso inicial. Recuerda el Día D - una vez que los aliados habían establecido un punto de avance, el camino adelante era mucho más fácil para ellos. Aún era difícil estar seguro, especialmente con los cuarteles cercanos luchando por proteger sus filas en Francia antes de que los tanques de Rhino arrasaran con ellos, pero fue mucho más sencillo que tratar de mantener la concentración, la energía, y la coordinación de la invasión a gran escala de una playa todos los días por un año entero.

Así que el uso adecuado de la fuerza de voluntad es establecer puntos de avance - para cambiar permanentemente el territorio de partida de tal manera que es más fácil seguir avanzando. Usar la fuerza de voluntad para reducir la necesidad continua de un nivel tan alto de la fuerza.

Un ejemplo

Vamos a poner todo lo anterior junto a un ejemplo concreto.

Supongamos que tu objetivo es perder 20 libras. Intentas ponerte a dieta. Se necesita fuerza de voluntad, y lo haces bien la primera semana. Pero a las pocas semanas has vuelto a caer en tus viejos hábitos ganas todo el peso de regreso. Los intentas de nuevo con diferentes dietas, pero el resultado sigue siendo el mismo. No puedes mantener el impulso durante el tiempo suficiente para llegar a tu peso ideal.

Eso es de esperarse, porque la fuerza de voluntad es temporal. Es para los carreras cortas, no maratones. La fuerza de voluntad requiere atención consciente, y este tipo de atención en muy desgastante  - no se puede mantener por mucho tiempo. Algo te distraerá eventualmente.

Aquí está cómo hacer frente a ese mismo objetivo con la correcta aplicación de la fuerza de voluntad. Aceptas que sólo se puede aplicar una corta ráfaga de fuerza de voluntad... tal vez unos días en el mejor de los casos. Después de que se ha ido. Así que es mejor que utilices esa fuerza de voluntad para modificar el territorio a tu alrededor, de tal manera que mantener el impulso no sea tan duro como al inicio. Para utilizar tu fuerza de voluntad necesitas establecer un punto de avance cerca de tu meta.

Así que te sientas y haces un plan. Esto no requiere mucha energía, y se puede extender el trabajo a lo largo de muchos días.

Identificas todos los diversos objetivos que necesitas lograr si quieres tener una oportunidad de éxito. En primer lugar, toda la comida chatarra tiene que salir de tu cocina, incluyendo todo lo que tienes una tendencia a comer de más, y hay que reemplazarlo con los alimentos que te ayudarán a perder peso, como las frutas y verduras. En segundo lugar, sabes que vas a tener la tentación de obtener comida rápida, si llegas a casa con hambre y no tienes nada preparado para comer, así que decides cocinar de antemano una semana de alimentos cada fin de semana. De esta manera siempre tienes algo en el refrigerador. Aparta un bloque de varias horas cada fin de semana para comprar alimentos y cocinar toda la comida para la semana que va a iniciar. Además obtén un libro decente de cocina de recetas saludables. Aprende acerca de weight watchers (vigilantes de peso), y localiza la sede más cercana a ti, para que puedas ir a la primera reunión y registrarte. Arma una tabla de control de peso y ponlo en la pared de tu cuarto de baño. Obtén una bascula decente que pueda medir peso y el porcentaje (%) de grasa corporal. Haz una lista de comidas de muestra (5 desayunos, 5 almuerzos, y 5 cenas) y ponlas en el refrigerador. Y así sucesivamente .... En este punto, todo esto entra en el plan por escrito.

Luego lo ejecutas - duro y rápido. Probablemente puedas aplicar el plan en un solo día. Asistir a tu primera reunión de los vigilantes del peso y obtener todos los materiales. Liberar de alimentos poco saludables tu cocina. Comprar los alimentos nuevos, el nuevo libro de cocina, y la nueva bascula. Pegar la tabla de control de peso y la lista de ejemplo de las comidas. Seleccionar recetas y cocinar un lote de alimentos para la semana. ¡Vaya!

Al final del día, habrás utilizado tu fuerza de voluntad, no en la dieta directamente, sino para establecer las condiciones que harán tu dieta más fácil de seguir. Cuando te despiertes a la mañana siguiente, encontrarás que el entorno ha cambiado dramáticamente, de acuerdo con tu plan. Tu refrigerador estará abastecido con un montón de alimentos pre-cocinados saludables para comer. No habrá ningún alimento basura o problemático en tu hogar. Serás un miembro de Weight Watchers y tendrás que asistir a reuniones semanales. Tendrás un bloque regular de tiempo destinado a comprar y preparar tus alimentos. Todavía requieres cierta disciplina para seguir tu dieta, pero ya has cambiado tanto las cosas que no va a ser tan difícil como lo sería sin todos esos cambios.

Éstas son algunas de las entradas anteriores del blog, que te darán aún más ideas para modificar tu entorno:
Reforzar el medio ambiente de sus metas
¿Son sus amigos un impulso o una jaula?
Su sistema de rendición de cuentas personales

No utilices la fuerza de voluntad para atacar tu problema más grande directamente. Usa la fuerza de voluntad para atacar los obstáculos ambientales y sociales que perpetúan el problema. Primero establece tus puntos de avance y fortalece tu posición (es decir, conviértelo en un hábito, por ejemplo, haciendo un desafío de 30 días). Los hábitos ponen la acción en piloto automático, de forma que muy poca fuerza de voluntad es necesaria para el progreso continuo, lo que te permite prácticamente deslizarte hacia tu meta.

Este post es la tercera parte de una serie de seis partes en la autodisciplina: parte 1 | parte 2 | parte 3 | parte 4 | parte 5 | parte 6

Enlace al artículo original:

http://www.stevepavlina.com/blog/2005/06/self-discipline-willpower/